29ª Bienal de São Paulo

Parque Ibirapuera, São Paulo – SP Brasil
25 de Septiembre al 12 de diciembre de 2010.

Há sempre um copo de mar
para um homem navegar

(Hay siempre un vaso de mar
para un hombre navegar)

La 29ª Bienal de San Pablo se lleva a cabo bajo la dirección curatorial de Moacir dos Anjos y Agnaldo Farias, junto a un equipo de curadores de diferentes orígenes: Fernando Alvim, Rina Carvajal, Yuko Hasegawa, Sarat Maharaj, Chus Martínez.

El título “Hay siempre un vaso de mar para un hombre navegar” está inspirado en un verso del poeta Jorge de Lima (1895 – 1953) de su obra Invenção de Orfeu (1952).

En base a una entrevista de Universes in Universe con Moacir dos Anjos y Agnaldo Farias en enero de 2010, correspondencia vía email subsiguiente y notas de prensa de los organizadores, hemos sintetizado aquí algunos de los aspectos más importantes:

Nunca más envíos nacionales

Las presentaciones nacionales, un rasgo característico de la Bienal de San Pablo hasta 2004, han sido definitivamente anuladas. Si bien ya fueron eliminadas en la Bienal del 2006, bajo la dirección de Lisette Lagnado, con esta edición este concepto pasa a ser definitivamente historia.

Trabajo en equipo de los curadores

Partiendo de las ideas generales de los curadores en jefe, el equipo curatorial trabaja con ellos sobre un concepto común, incorporando perspectivas de diferentes partes del mundo, pero no habrá responsabilidades circunscriptas a determinadas áreas de la muestra ni listas de artistas por separado.

Contactos más intensos con América Latina

Moacir dos Anjos y Agnaldo Farias destacan la importancia de estrechar los lazos con América Latina y también con África. Ya es demasiado el tiempo en que Brasil estuvo mirando sólo hacia Europa y América del Norte, ya es hora de intensificar el diálogo con Argentina, Chile, Perú, Venezuela, México y otros países. La Bienal de San Pablo ha sido siempre un evento destacado para América del Sur atrayendo muchos vistantes de los países vecinos. Por lo tanto debería mostrarse mucho más de su producción artística en la Bienal.

En lugar de las “salas históricas” que fueron importantes y necesarias en tiempos en los que no venían muchas muestras monográficas o panorámicas a los museos del Brasil, habrá “obras referenciales de artistas brasileños, argentinos, chilenos, uruguayos, venezolanos y colombianos, reunidas con la intención de aclarar correspondencias con nuestros vecinos, además de una presentacion sintética de cómo la temática política atraviesa Latinoamérica.”

Artistas conocidos vistos de diferente manera

Dos Anjos y Farias enfrentan un doble desafío y responsabilidad: Se proponen una Bienal que sea no sólo significativa para el público brasileño, sino también de interés para un público internacional, además de una contribución relevante a la discusión sobre bienales.

Están convencidos de que aunque entre los artistas participantes haya algunos que en Europa o en los EEUU sean muy conocidos, tiene sentido traer su obra a San Pablo. En primer lugar para mostrar al público local lo que está sucediendo en el exterior, pero al mismo tiempo para presentar su obra desde una perspectiva del Brasil, un país que está asumiendo un papel cada vez más importante en la escena internacional, no sólo en el área cultural sino también en el campo político y económico. Esta conexión entre la producción artística de artistas conocidos y la de otros artistas de América del Sur, África o Asia, puede hacer que su obra sea vista de manera diferente, añadiéndole un nuevo nivel de significación.

Hay siempre un vaso de mar para un hombre navegar

El concepto de la Bienal de San Pablo de este año está basado en la noción de que es imposible separar el arte de la política. El arte, a través de sus propios medios, es “capaz de bloquear las coordenadas sensoriales a través de las que entendemos y habitamos el mundo, introduciendo temas y respuestas que no cabían previamente, modificando y ampliándolo.”

En este sentido el título “Hay siempre un vaso de mar para un hombre navegar” permite visualizar las intenciones de los curadores, reafirmando la dimensión utópica del arte. Según ellos: “Es en el ‘vaso de agua’ – o en este casi infinito en el que los artistas insisten en producir sus obras – donde de hecho surge la fuerza para seguir, pese a todo.” Y, como sigue diciendo el autor del poema Jorge de Lima, se halla “la fuerza de seguir navegando incluso sin barcos / incluso sin olas ni arena.”

Dos Anjos y Farias ven el arte como un área de conocimiento, que nos puede enseñar algo del mundo, de lo que no se puede hablar de otra manera y cambiando la forma en la que lo vemos. Son conscientes de que la temática Arte y Política no es una novedad, ni siquiera en el Brasil.

Pero, como destacan, su interés particular reside en recuperar el aspecto de la experimentación como factor político. Y, además de proposiciones activistas y conceptuales, habrá obras con manifiesta tangibilidad y materialidad poética. Confiesan en este sentido que siempre tienden a insertar algún tipo de referencia literaria. El sector artístico ha desarrollado un lenguaje propio, que resulta hermético al que no pertenece a este grupo. Además, muchos de los conceptos son frecuentemente utilizados en forma mecánica. “Creemos que la palabra poética es una llave importante para la percepción.”

Terreiros: Seis agrupamientos conceptuales

La exposición desplegará en áreas curatoriales integradas seis núcleos temáticos relacionados con el pensamiento político y la acción artística. Cada uno de ellos ordenará agrupamientos conceptuales en el espacio, ambientados por un proyecto artístico desarrollado para la interacción con el público a través de un programa de eventos correlacionados. Estos proyectos pueden ocupar un área máxima de 120 m2 y son denominados terreiros. En Brasil, se llama terreiros a espacios como plazas, terrazas, templos y patios, áreas al aire libre o cerradas, en las que la gente se reúne a bailar, pelear, jugar y hacer música, llorar, hablar o ejecutar los rituales de la religiosidad híbrida del país.

Además de servir como lugares de descanso y reflexión antes de continuar por la exposición de la Bienal, serán utilizados para variadas actividades, como charlas, proyecciones de cine y video, performances y conferencias.

Las discusiones que guían y por lo tanto denominan el marco conceptual de cada uno de estos terreiros, son:

- La piel de lo invisible
- Dicho, no dicho, interdicto
- Soy la calle
- Memoria y olvido
- Lejos…, justo aquí
- El otro, el mismo

Más sobre el concepto y cada terreiro [inglés]

Bienial ampliada

El proyecto curatorial no se agota en la presentación articulada de un grupo de obras de arte, si bien esto es claramente su centro e intención. La 29a Bienal de San Pablo ya ha comenzado a extenderse en diversas áreas, a través de un programa educacional, actividades discursivas, residencias artísticas y su sitio web, proponiendo un proyecto multifacético en el que el arte es un medio para conocer y cambiar el mundo de manera única.

© Entrevista, síntesis de información, traducciones:
Pat Binder & Gerhard Haupt

http://www.29bienal.org.br

Deja un comentario