Hernán Casciari, ¿el sueño de una revista imposible?

Con la premisa de “un medio sin intermediarios”, el escritor Hernán Casciari (Argentina, 1971) está trabajando desde España en la concreción de un proyecto sin precedentes en materia editorial: Revista Orsai, un capricho trimestral de 208 páginas que reunirá a 12 autores y 12 ilustradores por número y que se distribuirá, con precio diferente, a todos los países del mundo.

Chiri Basilis y Hernán Casciari, responsables del proyecto

Casciari se hizo conocido ensayando con numerosos proyectos, todos con excelente acogida entre el público web (en la piel de un loco: Yo y mi garrote; en la piel de un oráculo: Juan Dámaso, vidente; en la piel de una flamante princesa: El diario de Letizia Ortiz). Pero el foco de sus seguidores hoy está puesto sobre la gesta de una publicación cuyo espíritu puede resumirse en diez sencillos puntos:

1. No tendrá publicidad, ni subsidios privados o estatales.
2. Tendrá la mejor calidad gráfica del mercado.
3. Prescindirá de todos los intermediarios posibles.
4. Tendrá una versión en papel y otra, dinámica, para tablets.
5. Escribirán y dibujarán únicamente personas que admiremos mucho.
6. Llegará en menos de siete días a cualquier país del mundo.
7. Será trimestral y tendrá más de doscientas páginas.
8. En cada país costará lo que un libro (gastos de envío incluidos).
9. Contará con un capital inicial de cien mil euros.
10. La plata la ponemos nosotros, porque el sueño es nuestro.

Hace unos meses, Hernán renunció a sus trabajos, convocó a un staff afectivo que interactúa como los protagonistas de una serie ficcional de HBO, y le pidió a sus lectores que convencieran a los libreros para que compren una revista que todavía no existe. El resultado es que hasta la fecha, el capricho romántico se está vendiendo a la velocidad de un ejemplar cada tres minutos.

La redacción de Orsai es puro delirio: el autor importó desde Argentina un horno pizzero con pizzero amigo incluido para fusionar dos pasiones: la gastronomía y la literatura independiente. Ya han confirmado participación en el número uno figuras de la talla de Juan Villoro, Alberto Montt, ARES, Omar Turcios, Alfons López y Horacio Altuna.

En palabras del propio Casciari: “Nosotros estamos armando una revista que, encuadernadita y con olor a tinta fresca, llegará sin falta a los países que hablan nuestro idioma. A todos esos países, quiero decir, no únicamente a España, México y Argentina. A todos. Queremos que la revista llegue a cada sitio donde haya alguien que quiera leer con serenidad, y que tenga un precio razonable para ese sitio“.

El mecanismo para conseguirla puede consultarse en el sitio de la revista. Según afirma el autor, “El mayor de nuestros objetivos, el que más ganas nos dará cumplir el uno de enero, es que la revista Orsai llegue a Cuba con un precio de tapa de 4 pesos cubanos, gastos de envío incluido. La misma que en Barcelona costará 20 euros, o 15 (ya veremos), y en el resto de Latinoamérica valdrá 11 dólares, o 9 (ya veremos). La misma. Nuestro objetivo es demostrar que si nadie lo hizo todavía, no fue por imposible“.

El nombre de Casciari está fuertemente asociado a la producción de contenidos para la web: es el padre de un género literario, la blogonovela (formato que trabajó en 2003 con la historia por entregas “Más respeto que soy tu madre“, que le valió en 2005 el premio al mejor weblog del mundo, otorgado por la Deutsche Welle International, de Alemania), sin embargo, sus seguidores lo han visto desfilar con éxito por el teatro y las ediciones en papel con traducciones a varios idiomas.

Tal vez, en un futuro no muy lejano, su primera novela sea llevada al cine de la mano de Juan José Campanella, con Carmen Maura en el protagónico.

De Casciari puede esperarse cualquier cosa.

Fotos: Revista Orsai en Facebook.

2 comentarios en “Hernán Casciari, ¿el sueño de una revista imposible?

  1. Hola Hernán!!

    No nos conocemos, soy un dramaturgo de Mendoza, de paseo por la red me enteré de esta revista increible.
    te deseo toda la suerte en este capricho genial!!!

    Un abrazo grande desde Mendoza, Argentina!

    Sacha Barrera Oro

Deja un comentario