Tania Candiani en Laboratorio Arte Alameda

Fechas
Martes 30 de octubre ’12 - 20:00 hs.

Ciudad de México. Hasta marzo 2013.
Exposición de Tania Candiani
Laboratorio Arte Alameda
Museo: dr. Mora 7, Centro Histórico.
55102793 / 55122079
www.cincovariaciones.com
www.artealameda.bellasartes.gob.mx

 

 

CINCO VARIACIONES DE CIRCUNSTANCIAS FÓNICAS Y UNA PAUSA
de Tania Candiani

 

La exposición consta de seis obras comisionadas ex-profeso para el Laboratorio Arte Alameda. El eje conceptual del proyecto se articula a partir de acciones poéticas en torno a las máquinas, el lenguaje, la codificación y la textura sonora de la narración. Cada obra, en su singularidad, se posiciona como un órgano que forma parte de un sistema complejo mayor: un discurso en torno a la cultura de la escucha – lo audible, las tecnologías de la acústica, la gestualidad de la narración, la textura sonora de la voz. De esta manera, al hablar de ‘acciones poéticas en torno a las máquinas’, nos referimos a Variaciones que acontecen a través de fenómenos como la codificación del lenguaje, el encriptamiento de la oralidad de la expresión en determinadas circunstancias que involucran la innovación de máquinas y dispositivos específicos cuyo funcionamiento tensiona tanto la voz que narra como al sistema que escucha. La narratividad que está detrás de cada una de estas máquinas parlantes y sistemas audibles, se encuentra en vínculo con la genealogía de los autómatas y el deseo implícito en la arqueología de la ciencia ficción.

“Los hombres necesitan historias; si no, morirían de atrofia narrativa”1

El Laboratorio Arte Alameda presenta Cinco variaciones de circunstancias fónicas y una pausa, una exposición de la artista mexicana Tania Candiani. Como su título expresa, la muestra se articula en torno a cinco piezas comisionadas ex-profeso para la exposición y aquello que nombramos como una pausa, una inflexión que penetra todas y cada una de las circunstancias fónicas que tienen lugar en el acontecimiento de la muestra.

Durante más de 10 años, el trabajo de Tania Candiani ha explorado diversas líneas y fenómenos sociales que vinculan la estética y el lenguaje. En esta ocasión, la propuesta para el LAA está orientada hacia procesos y artefactos que generan aquello que aquí denominamos como circunstancia fónica; cada una, contiene y expande un tipo de imaginario asociado a máquinas, instrumentos y tecnologías específicas, cuya cualidad sonoro-fonética es expuesta a la Variación. Las variaciones representan nuevas ‘formas de escucha’ que apelan a la afectación de lo audible, pero también a la desestabilización de la ‘utilidad’ asignada de manera homogénea a las máquinas, instrumentos y técnicas involucrados: el órgano, la pianola, los foleys, la escribanía, la bordadora y el campanario.

 

 

Si se quisiera indagar aquello que desencadenó esta propuesta, no podríamos sino nombrar una investigación insondable sobre las máquinas parlantes, los instrumentos de reproducción del sonido y el habla, que desencadenan a su vez preguntas específicas en torno a la narrativa, el argumento, el sonido de la escritura, los métodos de lectura, hasta llegar a la complejidad de los sistemas de codificación, transcodificación, el encriptamiento del lenguaje y la confesión.

Tal como hemos venido haciendo desde un par de años, nuestra perspectiva de trabajo se inscribe dentro de las múltiples ramas de experimentación que genera la arqueología de los medios. De esta manera, las cinco variaciones que la muestrapone en acto, refieren continuamente a diversas transformaciones de modelos y formatos de la comunicación que tensionan la relación entre el conocimiento científico con el factor humano; más aún, enfatizan la experiencia de dislocación dentro de la amplia gama de los medios contemporáneos. Así, se ponen en marcha diversos elementos de perturbación, en ese lugar sosegado en donde los medios actúan de manera programada y predeterminada.

En un memorable artículo de William Eamon, intitulado Technology as Magic in the Late Middle Ages and the Renaissance (2), el autor destaca una situación que parece no haber cambiado de manera radical hasta el día de hoy, o por lo menos no en el sentido de apreciación y drama social. Eamon discurre aquella novedosa definición de “la invención” señalada por el filósofo italiano Tommaso Campanella, en la que ésta sería resultado de la investigación científica, guardando su lado “mágico” solo en tanto desencadena asombro y deseo en el espectador. Así, las variaciones que propone Candiani en esta exhibición son también “invenciones” en tanto guardan aquella intención de incitar la capacidad de asombro e inquietud en el espectador, animando su deseo. Este es el milagro básico de la tecnología moderna, mencionaba Adlai Stevenson, “es una varita mágica que nos ofrece lo que deseamos”, sobretodo cuando el deseo yace en el espacio del secreto, en esos tiempos pausados del todavía-no-aunque-está-por ser develado. Finalmente, recurriendo de nuevo a las palabras de William Eamon, “mientras que las personas guarden su capacidad de asombro, la invención humana mantendrá su magia”. Y en el recoveco del asombro, cada una de las variaciones pone en marcha múltiples sondas de afectación sobre aquel que se sabe atravesado por la poética de toda transformación.

Karla Jasso

1. Innerarity Daniel, La filosofía como una de las Bellas Artes”. Barcelona, Editorial Planeta, 2011. P. 18
2. Eamon William, Technology as Magic in the Late Middle Ages and the Renaissance. JANUS, Revue Internationale de l’histoire des sciences, de la médicine de la pharmacie et de la technique, 1983. Pp. 171-212

+ info www.cincovariaciones.com

Deja un comentario