Olinka, o donde se crea el movimiento

Fechas
Lunes 14 de enero ’13 - 23:00 hs.

México, D.F. Hasta el 15 abril de 2013
Exposición Olinka, o donde se crea el movimiento
Museo Tamayo Arte Contemporáneo
Reforma y Gandhi s/n, Bosque de Chapultepec
Martes a domingo 10:00 – 18:00 horas
http://museotamayo.org

Ver información sobre los artistas y obras

 

 

Olinka, o donde se crea el movimiento

Dr. Atl • Nairy Baghramian
Ross Birrell & David Harding
Mariana Castillo Deball • Kate Davis
Thea Djordjadze • Susan Hiller • Nahui Olin
Paulina Olowska • Manuel Rodríguez Lozano
Vivian Suter • Tercerunquinto • Danh Vo • Elisabeth Wild

Curaduría: Adam Szymczyk
En colaboración con: Magnolia de la Garza

 

Olinka, o donde se crea el movimiento es una exposición colectiva que incluye trabajos de artistas contemporáneos, así como obras y documentos de valor histórico. La muestra está conformada por diversas técnicas como el dibujo, la pintura, la instalación, el video y la fotografía. A pesar de las diferencias entre los soportes y las épocas en los cuales estas obras y registros fueron producidos, todos los componentes de la exposición convergen en una peculiar relación con el pasado. Lejos de considerar la historia como una colección de hechos almacenados en la memoria, Olinka, o donde se crea el movimiento concibe la historia como un territorio inestable, en constante movimiento, con la posibilidad de volver a materializarse y transformarse al ser evocada o reinterpretada.

 

Kate Davis
(Nueva Zelanda, 1977)
Disgrace V-VIII, 2012
Desgracia V-VIII
Cuatro dibujos en lápiz sobre objeto encontrado
Cortesía de la artista y Galerie Kamm, Berlín

 

La exposición toma su nombre de un proyecto del Dr. Atl, de la década de 1940, en el que imaginó la construcción de una ciudad internacional de la cultura llamada Olinka. Estaría poblada por científicos, artistas, poetas y filósofos con el objetivo de planificar la evolución humana. La raíz etimológica de Olinka, Ollin, es náhuatl y designa el movimiento, concepto en sintonía con el abordaje dinámico de la historia que propone la muestra.

Al trasladar la dimensión imaginaria de Olinka al contexto de la exposición, se propone un lugar en movimiento. La propuesta curatorial retoma a personajes de la escena artística del siglo xx, como el ya mencionado Dr. Atl y a Nahui Olin, a quienes yuxtapone con las obras de artistas contemporáneos.

La exposición contiene trabajos y documentos del Dr. Atl, Nairy Baghramian, Ross Birrell y David Harding, Mariana Castillo Deball, Kate Davis, Thea Djordjadze, Susan Hiller, Nahui Olin, Paulina Olowska, Manuel Rodríguez Lozano, Vivian Suter, Tercerunquinto, Danh Vo y Elisabeth Wild.

Paulina Olowska
(Gdansk, Polonia, 1976)
Portrait of the Artist – Outdoor, 2012
Retrato de la artista – exterior 
Óleo sobre tela, impresión de inyección de tinta, lámina transparente
Cortesía de la artista, Metro Pictures Gallery, Nueva York y con un especial agradecimiento a Norman Parkinson Archive, Londres

 

Texto curatorial

En las obras de muchos artistas contemporáneos, la historia está presente como una posibilidad que puede materializarse de pronto durante el proceso de evocación y reinterpretación del hecho histórico, en lugar de existir simplemente como una colección imponente de acontecimientos inmutables, guardados en archivos que no pueden modificarse. Como Walter Benjamin señaló: “Articular el pasado de forma histórica no significa reconocerlo ‘como fue’ (Ranke), sino que implica aprehender un recuerdo en cuanto destella en un momento de peligro”.

La exposición colectiva Olinka, o donde se crea el movimiento se sustenta en esta interpretación: la historia no se abre como un libro, sino como un abismo, una barranca que de repente se parte en medio de las cosas conocidas. Contrario a los métodos aplicables al estudio y clasificación de los fósiles, la historia también se puede interpretar no como una cronología de acontecimientos guardados en la memoria, sino más bien como una constelación dinámica y siempre cambiante de sitios letárgicos o activos. En esta interpretación geológica y topológica de la historia como un territorio inestable, un terreno construido sobre muchos estratos y sacudido por temblores y erupciones violentos, una nueva lectura de la historia crea movimiento, como una gota de agua que produce ondas concéntricas a través del tiempo que se extienden hasta el futuro, pero pasan por el momento presente.

 

Paulina Olowska
(Gdansk, Polonia, 1976)
Portrait of the Artist – Indoor, 2012
Retrato de la artista – interior 
Óleo sobre tela, impresión de inyección de tinta en blueback paper, paño
Cortesía de la artista, Metro Pictures Gallery, Nueva York y con un especial agradecimiento a Norman Parkinson Archive, Londres

 

Los sucesos y los personajes históricos –materializados en monumentos que pueden incluir por igual textos, edificios y artefactos– resuenan de formas inesperadas en las obras contemporáneas de arte. La historia tiene ventajas y desventajas para la vida; se puede usar y abusar de ella cuando se pone al servicio de los políticos nacionalistas y el capital, pero continúa inspirando acción y sigue siendo una potente herramienta crítica para muchos artistas y pensadores de la actualidad. Si, como Nabokov decía, “el futuro no es más que lo obsoleto al revés”, las cosas enterradas hace mucho tiempo en el pasado tienen un aspecto revolucionario: la nostalgia apunta hacia el futuro y la historia es donde se creó el movimiento. A partir de la metáfora del cambio que representa un temblor, podemos imaginar otras formas de movimiento violento que nos afectan a nivel psicológico, emocional e intelectual, y que ejercen influencia en las dimensiones social, ideológica y estética de nuestra existencia, en particular en México, un país asolado por la guerra contra las drogas donde las condiciones de vida son precarias, pero también en otros lugares. Las obras de los artistas de Olinka, o donde se crea el movimiento son testimonio de este estado de cosas.

Adam Szymczyk

+ info http://museotamayo.org

Deja un comentario