Ouverture, estado de emergencia

Fechas
Jueves 4 de febrero - 19:00 hs.

Paris. Francia. Del 4 al 19 de febrero de 2016
Ouverture, estado de emergencia
Exposición colectiva de pintura, escultura y nuevos medios.
Galería Mamia Bretesché.
77 Rue Notre Dame de Nazareth, 75003
Silpa Art Gallery (Miami, USA)
http://www.mamiabreteschegallery.com

Ouverture_estado_de_emergencia_Galeria_Mamia_Bretesche_febrero_2016

Obra de Rachael Runner (artista robot creada por INTACT Project)

 

Ouverture, estado de emergencia

Exposición colectiva de pintura, escultura y nuevos medios.

La exposición “Ouverture, estado de emergencia”, presenta las obras de nueve artistas chilenos y una artista robot. Cada una de estas creaciones entra en relación con su contexto, de origen y de llegada, y al mismo tiempo nos ofrecen una forma de resistencia. Porque estas piezas son, en sí mismas, una respuesta al temblor. Pero ¿Frente a qué nos estremecemos? ¿Por qué nos agitamos?

Artistas: Margarita Garcés, Sara Malinarich, Liza Marzolo, Lourdes Naveillan, Mª Elena Naveillan, Rachael Runner (artista robot creada por INTACT Project (1), Macarena Salinas, Gonzalo Sánchez (PIKTI), Constanza Sierralta y Jasna Tomasevic.

Resilencia

En el contexto de un estado de urgencia en Francia, la exposición “Ouverture, estado de emergencia” se llevará a cabo en Paris en febrero del 2016; con la muestra de obras de nueve artistas chilenos y una artista robot. Francia se resiste a ceder al miedo y por ello los ciudadanos, entre el sonido de sirenas y operaciones policiales, salen a la calle para preservar su libertad, con actitud vigilante de sus derechos y de su propia seguridad. Con este mismo espíritu de superación, las actividades de la ciudad en París han seguido sucediéndose, al igual que este proyecto expositivo. No sólo porque es necesario sino porque es también una forma de resistencia al terror.

Lo que nos hace temblar

La etimología de la palabra terror nos conduce al efecto (con el sufijo latino OR) del verbo terreo, un verbo que en el origen significa temblor, del latín tremulare. Por tanto, terror se vincula al temblor, a la agitación. Al mismo tiempo, el terror nos impulsa a resistir y se gatillan todas las alertas vitales en una contra-agitación. Tendemos a salir de la zona de urgencia y a hacer emerger otras zonas de mayor certeza. De mayor certidumbre.

Sin embargo, para los biólogos Francisco Varela y Humberto Maturana, la certidumbre es la gran tentación (2). En “tiempos interesantes” no podemos estar impertérritos, ciertos ni seguros. Todo estado de comodidad nos lleva a la destrucción del centro, aquel punto de gravedad que nos permite llevar una carga pesada. Es preciso estar en movimiento. Cualquier forma de permanencia sería, en todo caso, antinatural. De ahí la importancia de conocer nuestra naturaleza.

“Mantén en movimiento a toda la tribu, aunque sólo se trate de datos en la Web” (3)
Hakim Bey

Sabemos que el temblor de las bases está presente en el ejercicio de vivir y resistir. Y en este punto de tránsito entre la vida y la muerte, entre la certeza y la incertidumbre, los artistas de esta exposición nos muestran, a través de sus obras, sus reacciones a sus propios temblores. No podemos olvidar que este grupo de artistas emerge como resultado inevitable de un proceso histórico reciente en Chile que ha cambiado los resortes de la sociedad, la economía y la cultura chilena. Ellos son parte de una generación que creció en la dictadura (1973-1990).

La contra-agitación

La historia demuestra que la libertad es una de las aspiraciones que genera mayor agitación. Es la Ouverture (apertura) la que está en constante peligro frente a la convulsión y por ello también nos agitamos. Pero no todas las respuestas vienen de la política. Esta exposición no pretende un arte político tampoco. No hace falta, porque el arte ya es, en sí mismo, un acto político.

Frente a momentos de crisis el artista toma partido, está presente haciendo. No se busca una aproximación a la estabilidad final, sino su recorrido hacia ella y una forma de llegada. Esta exposición tiene la particularidad de presentarnos veinte obras que se sitúan en tiempos globales. La obra generativa de la artista robot, tele-presente en esta exposición, Rachael Runner, da cuenta de ello. Al mismo tiempo, la obra de los otros nueve creadores nos relaciona con ideas primordiales y comunes.

Ouverture propone abrir un coloquio en todas las direcciones. Desde la obra “origen” (escultura de cerámica y cobre de Macarena Salinas) hasta el “Diálogo con infinito” (escultura electrónica de Gonzalo Sánchez), cada una de las piezas de esta muestra busca una relación con la humanidad. Las obras “Alfa” y “Omega” de María Elena Naivellan son un conjunto de signos alfabéticos que nos invita, precisamente, al entendimiento sin fronteras. Esta es su respuesta a la intolerancia.

Con el mismo afán de dar a conocer nuestras similitudes, Jasna Tomasevic nos presenta su obra de arquetipos y con ello su repetición en diferentes culturas para transmitir la idea de unidad cosmogónica. De un modo igualmente perseverante en el color, Lourdes Naveillan hace emerger a los personajes de su obra “Couple”, y en ella apreciamos el concierto de los opuestos: El soporte y el medio, la línea y la mancha, lo micro y lo macro. En Naveillan, el gesto es su forma de trabajar en la incertidumbre del medio.

Las abstracciones de Margarita Garcés también nos conectan con la idea de apertura. Sus pinturas nos recuerdan a mares, siendo éstos diferentes a los reales. La pintura de Garcés abre la posibilidad de que nuestra percepción haga su libre interpretación. La idea de lo primordial en su obra se ve reforzado por el carácter simbólico del agua.

Igualmente simbólica es la obra de Liza Marzolo. Su trabajo hace una referencia al diseño árabe, con la gracia y pureza de los colores primarios. Las construcciones de Marzolo conectan con múltiples dimensiones. Las proporciones y la luz repartida en distintas escenas dentro de una misma obra es una contestación onírica en la cual ella sitúa su certidumbre (la casa, el árbol, el castillo). En esta misma dirección, las obras de Constanza Sierralta resisten a dar crédito a la realidad ofrecida. Sus texturas en la pintura van más allá de la visualidad. Sierralta busca tocar con la mirada y mirar a través del tacto. En el mundo de su obra, la artista estremece los materiales: Recoge, añade, procesa la realidad y busca ir más allá de las dos dimensiones, mutando la naturaleza a partir del juego de los sentidos.

Junto a estos nueve artistas estoy yo, con la obra “El desbordamiento”. Un contrapunto en la muestra donde el personaje se inmola en la vía pública. Así, la Ouverture que propone esta exposición da paso a los conceptos de creación y destrucción, en un circuito vital que se agita entre la urgencia y la emergencia.

Sara Malinarich
Paris, 16 de diciembre de 2015

(1) Proyecto de arte y telepresencia INTACT (Jorge Ruiz Abánades, Sara Malinarich, Jaime de los Ríos y Manuel Terán)
(2) “El árbol del conocimiento: las bases biológicas del entendimiento humano.” Libro de Francisco Varela y Humberto Maturana
(3) Zona autónoma temporal. Ensayo escrito por Hakim Bey (1991)

 

Sobre Sara Malinarich

Artista Nuevos Medios y Curator.
Directora de INTACT Project (Proyecto de telepresencia: arte y telecomunicaciones).
Licenciada en Bellas Artes. Universidad de Chile
Master of Fine Art. Madrid, España.

Artista chilena, especializada en arte y nuevos medios, trabaja en el desarrollo de plataformas digitales y tecnología para la creación artística en proyectos internacionales. Su trabajo explora los territorios de la vida en red y la telepresencia artística. Ha propuesto y dirigido proyectos de colaboración multidisciplinares tales como Orbita (2004-2005) e INTACT (desde 2005), reconocidos en festivales de arte y centros de creación tecnológica de Asia, Europa, América del Norte y América del Sur.

En 2012, fue galardonada con el premio de reconocimiento 100Latinos, otorgado en la Casa de América (Madrid, España), por su contribución a la innovación en el campo de las artes y las nuevas tecnologías en el extranjero.

En 2015 su obra se incluye en el libro “Entender el Arte Contemporáneo” (Editorial Contrapunto) de las historiadoras chilenas Sylvia Ready y Bárbara Becker.

Sus obras como artista y directora de INTACT Project se han presentado en museos, bienales, centros de arte y galerías en Canadá (Toronto y Montreal), Estados Unidos (Nueva York y Boston), Chipre (Chipre), Francia (París y Poitiers), España (Madrid, Valencia, Barcelona, ​​Gijón, Santiago, San Sebastián, Huesca, Cuenca, León, Zaragoza y Bilbao), México (México DF y Yucatán), Ecuador (Cuenca), Chile (Santiago), Argentina (Buenos Aires), Uruguay (Tacuarembó), Brasil (Sao Paulo), Polonia ( Varsovia), Holanda (Eindhoven), Suecia (Lund), la India (Nueva Delhi), Portugal (Oporto), Alemania (Berlín), República Checa (Praga) e Italia (Milano).

Como curator, ha llevado a cabo numerosas exposiciones y muestras de arte, implicando a artistas consagrados de la escena española y a artista nobeles de todo el mundo. Su trabajo como galerista comienza en Madrid junto al marchate de arte Fernando Fernán Gómez, participando en ferias de arte, subastas y organizando exposiciones en numerosas galerías de España. Recientemente, se ha asociado con la artista y directora de Silpa Art Gallery (Miami, USA), Jasna Tomasevic, para representar a artistas iberoamericanos en Europa y Norteamérica.

Uno de los proyectos realizados como co-directora de Silpa fue la participación de la galería en la Feria Internacional Art Mónaco 2015. En dicha ocasión, Silpa Art Gallery representó a siete artistas chilenos y una artista robot (Rachael Runner) creada por el proyecto de nuevas tecnologías, INTACT, de Sara Malinarich.

Desde 2014 vive en Paris, Francia.

+ info http://www.mamiabreteschegallery.com

Deja un comentario