Qu’est-ce que l’art? Prostitution / ARTFORHUM?

Fechas
jueves 18 de mayo - 19:00 hs.

Ciudad de Buenos Aires, Argentina.18 de mayo de 2017
Qu’est-ce que l’art? Prostitution
El Mirador Arte Contemporáneo
Brasil 301
ARTFORHUM?
Taller de artistas
Brasil 675
http://www.fundacionelmirador.org

 

 

Qu’est-ce que l’art? Prostitution | ARTFORHUM?

 

Artistas: Amaya Bouquet, Ana Monteccuco, Angel Gabriel, Federico Villarino,Juan Dolhare, Jaqueline Larsen, Julián Prebisch, Lucia Von Sprecher,Lulú Jankilevich, Mariana Bersten, Tobías Dirty-Bruno Depaoli,Santiago Quesnel.
Curaduría: Camila Sol

Sobre la calle Brasil del barrio de San Telmo inauguran dos muestras colectivas y paralelas: Qu’est-ce que l’art? Prostitution en El Mirador Espacio (Brasil 30) y ARTFORHUM? en un vecino taller de artistas (Brasil 675). Las dos interrogantes exigen un replanteamiento a considerar en torno a la situación actual del establishment artístico.

El Mirador Arte Contemporáneo presenta el resultante de la tajante reflexión y viceral sentencia del autor francés Charles Baudelaire (Paris, 1821) Qu’est-ce que l’art? Prostitution (Journaux intimes, 1887). En un mundo en el cual la inmediatez del éxito pesa más que la trayectoria creativa, la línea se desdibuja entre vender arte y venderse. Evidentemente, la intenciónn de la muestra es seducir, metafóricamente hablando, a un posible coleccionista.

¿A dónde se delimitan las presiones de la industria y comienza la autocensura del artista?

Uniendo ambas muestras, se plantea una obra funcional que señala el camino. Nuevamente nos preguntamos ¿Qué es arte? ¿Qué no lo es?

ARTFORHUM, obra emblemática del artista portorriqueño Rafael Ferrer (San Juan, 1933), se presentó por primera vez en 1972 en grandes letras y reapareciendo en varias representaciones posteriormente. La pieza juega con el nombre de la revista americana ARTFORUM, conocida por su elitismo y por tener más páginas de avisos que de contenido. Asimismo, alude a la pregunta aquí planteada: Art for whom? o ¿Arte para quién? Convertido el taller en laboratorio, la potencia creadora y espíritu combativo de movimientos y manifiestos vanguardistas sirven de inspiración. Estas voces críticas no responden a imperativos de supe productividad. Al contrario, enfatizan que lo primordial es precisamente la experimentación, no la transacción comercial; la expansión del conocimiento subvierte lo conocido.[1]

Los desafíos son muchos; las interrogantes de Baudelaire y Ferrer, acertadas. ¿Qué se le pide al arte? ¿A qué se pretende llegar con –o mediante- él?

Camila Sol

 

+ info http://www.fundacionelmirador.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *