INTRONS o cómo evitar que te roben el ADN en el metaverso

 

Madrid, España. Mayo 2022.
INTRONS o cómo evitar que te roben el ADN en el metaverso
Nuevo proyecto del artista Solimán López
https://www.introns.org
twitter
instagram

 

 

INTRONS O CÓMO EVITAR QUE TE ROBEN EL ADN EN EL METAVERSO

Con una colección Génesis de 1500 NFTs, el nuevo proyecto del artista Solimán López se corona como el único que puede representar de manera fiel tu ADN

¿Tiene lo digital e intangible el mismo valor que lo real y físico? ¿Pueden robar nuestro ADN y convertirlo en NFT? ¿Qué es el metaverso sin seres en cuerpo y alma? Solimán trata de dar respuesta a todas estas preguntas a través de los INTRONs.

El porqué del origen de dichas dudas en la mente del afamado artista fue un pesado sentimiento de abrumación que salió a flote en su interior tras la cantidad de sobreinformación y fake news que surgieron en el seno del metaverso. Lo que más le costaba asimilar era el intento de minusvalorar el arte digital por ciertas élites ligadas a lo tangible. “No solo tiene el mismo valor sino que en cierto modo aún más, ya que toca todo aquello inalcanzable para el ser humano y eso nos posiciona en el mundo de las ideas, los sentimientos, el espacio, etc.”, afirma Solimán con rotundidad. Algo similar trató de hacer Dalí hace casi cien años con sus mundos oníricos, pero a falta de metaversos utilizó como excusa y soporte inteligible el inconsciente. “¿Vamos a cometer de nuevo el mismo error de representarnos en el mundo intangible a través de la metáfora del mundo físico, más que archiconocido?”, alerta Solimán. Y es que este tiene miedo, pavor, terror, al sentimiento de pérdida del poder creador divino que le otorgan los motores de simulación 3D, se niega en rotundo a aceptarlo.

La propuesta de realizar un nuevo modelo de representación que nada tiene que ver con nuestra imágen espectral, es decir, con aquella que el espejo nos muestra, sino con una intracutánea, basada por tanto en nuestra propia esencia, código y elemento común e imperecedero que es el ADN, es la base en la que se fundamenta INTRONs. Tiene el potencial infalible de evitar la tokenización sin consentimiento de nuestro ADN. Prevé esa casuística y la desmorona en pedazos, siendo por ello una gran inversión en protección de la identidad digital.

“Ocultarse tras el velo de la representación ficticia en los medios sociales se ha convertido tristemente en algo común. Nuestros delirios visuales y miedos sociales se esconden tras nuestra autoconstrucción de la identidad en el mundo digital”, añade el artista burgalés. Considera que “hemos creado un paraguas de autocomplacencia en las redes que tendrá consecuencias pronto: disfunciones de identidad, desarreglos de personalidad y la inevitable cosificación del cuerpo como carne, son algunas de ellas”. INTRONs plantea una representación de la naturaleza sin desviaciones, fiable y plausible, pura entropía y casuística en el devenir de la realidad.

Solimán propone en este controvertido proyecto una solución colectiva a la investigación sobre los orígenes de la humanidad. Somos una especie social hiperconectada. La creación de redes sociales para fomentar este aspecto en un entorno fragmentado supone un gran alivio y más en un mundo tan globalizado como el nuestro. Quiere hacer saber a todos que “con INTRONs ofrecemos una comunidad que nos ayude a entender el orígen del ser humano a través de la comprensión de nuestra propia esencia. No pretendemos con ello su venta o especulación, sino su puesta en valor como algo que nos pertenece a todos, con sus defectos y virtudes”.
Todo ello alimenta la siguiente duda: si somos seres tangibles, fundamentados en las leyes de la naturaleza, ¿cómo nos pueden representar unos códigos? Solimán lo tiene muy claro: “Lo digital está basado en un código creado por humanos que cada vez está más cercano a nuestra propia esencia. En un entorno basado en códigos, tiene mucho sentido que nos representemos a través de ellos”.

Estamos en un punto en el cual no logramos disfrutar de manera plena de lo digital ni de lo físico, ya que tenemos beneficios diferentes e irremplazables en cada uno de ellos y no queremos renunciar a ellos. “Tratar de utilizar alegorías que no pertenecen a ninguno de los dos mundos deja ver la necesidad de creación de una metáfora de representación que aluda a algo común, el dato. Somos pura información y ello debemos mostrarlo en ambos espacios. El ADN es un código identificado y sintetizado por la lógica humana, y su representación en el metaverso es exactamente lo mismo”, afirma el artista con rotundidad.

Por último, cabe resaltar que INTRONs supone todo un bastión en la lucha contra la hipocresía digital. Muchos usuarios del mundo crypto lanzan duros juicios de valor ante la idea de digitalizar el ADN. El creador de la colección nos cuenta cómo estos consumidores, que ya residen en un ecosistema hiper trazado de información, tratan de aferrarse como borregos a una falsa idea de privacidad en los datos en entornos digitales. “No tiene sentido decir no a un NFT que incorpora, codificado mediante la más que segura tecnología Blockchain, esta información cuando Twitter registra hasta el lugar desde el que publicas tu tweet”, concluye entre risas.

 

BIO SOLIMAN LOPEZ

 

 

INSTRONS

   

 

 

 

+ info https://www.introns.org

con el apoyo de
con el apoyo de
aecid
En tu mail! Ingresa tu dirección de e-mail para recibir novedades, convocatorias y lo más destacado de hipermedula.org
micromundo.net
×