La performance es una pulsión, entrevista a M.U.R.T.A.

 

Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Mayo 2021
Entrevista a la artista chilena M.U.R.T.A. Kareen Labbé Weber
Por Roma Vaquero Diaz
https://mundoperformance.net

 

 

La performance es una pulsión

Entrevista a M.U.R.T.A. Kareen Labbé Weber

Por Roma Vaquero Diaz

 

Mundo Performance estuvo hablando con la artista chilena M.U.R.T.A. acerca de su camino en el arte de performance y su expansión hacia el cruce con el video.

Kareen Labbé Weber elige nombrarse M.U.R.T.A. al momento de la performance, y bajo ese nombre va manifestando este lenguaje como quien desenvuelve un regalo muy preciado, descubriendo capa por capa.

La artista chilena hace tres años que se dedica a la performance con conciencia de hacerlo y posicionada desde las artes visuales, aunque sospecha que, tal vez, lo haya hecho casi desde la infancia como una forma de expresarse, pero que recién puede advertirlo ahora.

Los tiempos de pandemia le abrieron nuevas ventanas hacia otros horizontes y le permitieron expandir su hacer. “En la pandemia hay dos puntos. Uno es muy malo, la falta de acercamiento con las personas. Imagínate, yo trabajo en artes escénicas, el público, el aplauso y esa energía en un escenario es absolutamente necesario. Pero la performance -el otro punto- creo que ha tenido una evolución que me parece súper interesante y que tiene que ver con el hecho de poder contactarnos entre las personas, entre los artistas que hacemos este tipo de trabajo a través del mundo, a través de las cámaras, poder hacer distintas formas de entregarlo y de que este tipo de arte se vaya plasmando y dando a conocer -cuenta M.U.R.T.A.- Creo que se nos abre un tremendo mundo que deberíamos aprovechar y la performance justamente como a veces no necesitamos de grandes espacios, de grandes escenarios, a veces necesito solo una cara, una mano, un ojo o una parte de mí y una pantalla, y puedo decir muchísimo, y puedo estar con un otro al frente que también puede estar diciendo y puede muchas veces complementar y sincronizar lo que estoy haciendo. Eso me parece muy interesante adoptarlo al margen de que no tiene nada que ver con el otro tipo de hacer, con el público, con el estar, con la energía del otro. Es otra cosa, pero sí muy interesante.”

 

 

 

 

En el marco de esta mirada favorable que la artista le ha encontrado a este contexto, este año estuvo presentando Acción Extrema en el Centro Cultural Artistas del Acero en Concepción, Chile. Esta muestra exhibe una selección de videoperformances que abarcan temáticas como las mujeres, la pandemia, la crisis social y las disidencias. En ellas, el cuerpo y el espacio urbano se funden y accionan. Algunas de estas videoperformance fueron hechas directamente para cámara y otras con público presente.

“Me interesó mucho cómo conectar un poco esto de la acción de la performance con el registro. Pero no un registro por el registro solamente, sino un registro que se pueda editar de cierta manera para que tenga algunos elementos del cine –relata M.U.R.T.A., apuntando que lo que le resultaba más interesante de este trabajo es que difiere de la energía y las formas de la acción en vivo pero también se diferencia de las formas del cine y tuvo que desarrollar un diálogo con Javier Januka, quien la acompaña en filmación y montaje- La performance es algo que sale en el minuto entonces, a pesar de que tenga una edición y una estética que de alguna manera tiene que ver con el cine, me importó que la obra no pierda la energía que tiene de que es algo que se hace en ese minuto y en ese momento”

El lenguaje corporal y habitar los espacios fueron sus motivaciones desde los primeros años y poco a poco fueron encontrando la manera de cruzarse. “Soy bailarina, tengo una compañía de danza y desde siempre trabajé en el ballet clásico. Tengo una formación en ballet clásico, pero también en danza contemporánea, jazz y otras cosas. Además, soy arquitecta y trabajo en proyectos independientes. En 2011, formé mi propia compañía de danza contemporánea Artemisa donde soy la directora, y ahí todo este tema de mi profesión como arquitecta explotó en todo lo que tiene que ver con diseño, con el vestuario, con el espacio. Al final, también trabajo como coreógrafa en mi compañía, y entonces era muy natural trabajar con todo lo que sea estética, espacio, diseño, en una obra de danza”.

 

 

Sin embargo, M.U.R.T.A. se sentía inquieta. Encontraba que los ensayos, el decir de una manera y no otra, y el seguir las indicaciones de una dirección en las artes escénicas no le permitía expandirse como lo necesitaba. “En algunos momentos, en mi trabajo como coreógrafa yo necesitaba manifestar o transmitir algo que no necesariamente estuviera tan estructurado y tan pautado, pero sí que tuviera un impacto visual grande y que además tuviera un mensaje”, explica.

La performance le atraía y a través de la amistad con Alperoa se fue acercando al mundo de la performance: “La verdad, fue como un despertar para mí, una explosión. Yo pienso que me llegó absolutamente porque es lo que estaba buscando y en ese sentido se me unieron muchas cosas porque en la danza yo trabajo con el cuerpo, conozco mucho mi cuerpo, lo puedo llevar también a ciertos extremos y en la base de la performance se trabaja con el cuerpo y eso me hacía mucho sentido. Yo uso mi cuerpo para mostrar algo, para mí como bailarina tenía absolutamente sentido.”

A su vez, la performance le permitía pensar de otra manera los espacios, la calle y así la bailarina se encontró con la arquitecta. Continuó investigando, leyendo, mirando, experienciando y fue encontrando su propia forma de ocupar la performance. Como artista siente la pulsión de hacerla. Que un tema o una información la atraviesa y una manera de canalizarlo es realizar una acción. No poniendo el foco en algo que le suceda a ella, sino volviéndose un instrumento de transmisión.

“Siento que cuando uno hace un trabajo de arte tiene que remover como sea y hay que provocar, porque sino tal vez no llega el mensaje -señala- Siento que con la acción, el mensaje les llega a distintas personas, de distintas maneras, muchas veces les remueve su conciencia en algo que yo ni siquiera sé, o que no tienen nada que ver con el tema inicial. Yo estoy haciendo la performance que viene desde el fondo de mí, desde muy adentro, y en el fondo también estoy provocando, que es lo que me interesa, llegar con este mensaje. Muchas veces puede ser molesto, puede ser violento, puede ser agresivo o puede ser al revés, me llama la atención que las personas dependiendo de su posición lo ven de distintas maneras. Ahora, yo no me identifico con algo específico, en el sentido de hablar de política, de disidencias, de minorías sexuales o cualquier otro tipo o de la mujer, no necesariamente es que yo tenga una línea propiamente dicha. Tiene que ver con lo que me está pasando en el momento y con la pulsión que me atraviesa. Transmitir algo que me está pasando en ese momento que a veces ni siquiera puedo definir correctamente pero sí lo pudo definir en una imagen y esa imagen es la que yo logro con mi cuerpo y con el espacio.”

 

 

 

 

 

 

 

M.U.R.T.A. entiende que la incomodidad que se presenta está relacionada con el proceso ritual que está realizando, que puede llegar a pensarlo como un ritual de limpieza ya que aquello que atraviesa su cuerpo como una imagen queda plasmada en un registro y desaparece de su cuerpo, se libera de esa sensación o pensamiento, y la deja en una especie de trance que le ofrece paz luego de la acción. Y esta pulsión que es la performance para la artista, este minuto de vida, se le aparece antes de ser una acción, casi como un murmullo o como una visión. “En un momento que puede ser en la noche o en el día, se me viene la imagen completa de lo que quiero hace. Veo la imagen completa -afirma- Me veo a mí misma en ese momento, en esa situación y haciendo. No tengo que planificar. Me viene la imagen completamente así, absolutamente entera y con el mensaje, con el nombre, con todo. Es bastante extraño, pero aprendí a escuchar. Solo tengo que abrirme todas las ventanitas del cuerpo y escuchar. Cuando ese ruido, esa vibración viene, quiere decir que ya viene la acción y que tengo la pulsión de hacerla. Yo la veo en mi mente antes de hacerla y por eso me siento que estoy en nadando en mis aguas.”

Así, cotidianamente la artista deja abierto su proceso creativo haciendo muchas cosas como viajar u observar su alrededor, sentir los espacios, encontrarse en sitios naturales o con la escritura, practicar la danza o ejercitar la música: “Yo creo que esas cosas al final son ejercicios que te abren todo el tiempo estas ventanitas donde entran muchísimos estímulos entonces cuando yo requiero buscar algo para generar una obra, ¡ay, está lleno el almacén!”.

 

Sobre la Artista

M.U.R.T.A. Kareen Labbé Weber

Chilena, vive actualmente en la ciudad de Concepción, Chile
De profesión arquitecta trabaja medio tiempo en proyectos independientes de diseño y construcción de viviendas sustentables en su propia oficina Atmósfera Arquitectura. Comienza su formación como bailarina en ballet. Estudia luego con diversos maestros de danza moderna, jazz y danza contemporánea complementando su formación con diversos seminarios y workshop de danza. Después de años participando en diversas compañías y agrupaciones, el año 2011 forma su propia compañía Artemisa Danza, compañía con formación de danza clásica y propuesta contemporánea, trabaja actualmente en la búsqueda de nuevos lenguajes para el movimiento en un ejercicio de experimentación más allá de las técnicas establecidas. El año 2014 forma y participa en el grupo A5, un colectivo de artistas visuales y escénicos que trabajan activamente en la creación y producción de diversos proyectos de índole artístico – cultural. Desde el año 2016 trabaja en proyectos de performance en el ámbito de las artes visuales, participando en diversas exposiciones.

 

 

+ info https://mundoperformance.net

con el apoyo de
con el apoyo de
aecid
En tu mail! Ingresa tu dirección de e-mail para recibir novedades, convocatorias y lo más destacado de hipermedula.org
micromundo.net
×