¿Listos para la TV?

Muestra en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona, España.
Hasta el 25 de abril de 2011

¿Estáis listos para la televisión?

05/11/2010 – 25/04/2011
MACBA [Plaça dels Àngels, 1 08001 Barcelona 93 412 08 10]
Este proyecto cuenta con varias extensiones: una web, una cuenta en Twitter, una publicación, un canal de vídeo Vimeo, el proyecto educativo Zero TV.

+ Nota de NURIA MIRET publicada en  A*DESK

Esta es una exposición que explora el paradójico espacio estético y público que el arte contemporáneo y la filosofía producen cuando salen del museo y del mundo académico y se muestran en la televisión. Es un proyecto realizado desde el punto de vista de la televisión y del espacio que habita, con el fin de alimentar una imaginación experimental que se aparta de nuestro presente cultural. El resultado es una lectura inusual de la televisión en diez secciones que forman un itinerario para desaprender lo que sabemos sobre el medio y cambiar las posiciones discursivas, engañar a los sentidos y escapar de la dualidad de emisor y receptor.

Los artistas y filósofos cuyos programas para televisión se incluyen son, entre muchos otros, Martha Rosler, Jean-Luc Godard, Anne Marie Miéville, Jef Cornelis, David Lamelas, Guy Debord, Pier Paolo Pasolini, Richard Serra, Carlota Fay Schoolman, Chris Burden y Andy Warhol. La importancia de presentar este material en un museo de arte contemporáneo es que estuvieron, o están, fuera de su tiempo. La característica común de sus obras es que no se pueden deducir a partir de su época: por el contrario, estas formas de re-crear el mundo fueron concebidas en sus orígenes para que se distinguieran de su época. ¿Estáis listos para la televisión? investiga qué podemos aprender hoy de estas hipótesis y cómo contribuyen a interpretar no sólo el medio de la televisión, sino también el museo como un medio.

Marta Minujin “Simultaneidad en simultaneidad”, 1966

Cuando el arte, la filosofía y la televisión se fusionan, se produce algo muy interesante: ninguno de ellos sigue siendo realmente él mismo. El arte en la televisión, en cierto modo, nunca es totalmente televisión, ni tampoco es totalmente arte: de su interacción surge un híbrido o un ensamblaje. Tras pasar por esta mediación, se produce una estética extraña y una forma de percepción que obliga a los artistas a investigar de una manera autorreflexiva cada uno de los elementos de su práctica. La filosofía es el siguiente mejor ejemplo de un discurso al que la televisión obliga a experimentar consigo mismo. Al ser un texto vivo, la disciplina de la filosofía no está hecha para la explicación o el comentario, por lo que cuando se emite por televisión parece algo extraño, y el filósofo deja de ser un maestro, como en el aula, y se convierte en un importante intérprete de espacio mental como el origen de lo público.

La rareza de los encuentros entre la lógica de un medio concebido para ser accesible para todos, y materiales como el arte y la filosofía, que invariablemente pretenden ir un paso por delante y escapar de las fórmulas y categorías, produce desconcierto y nos insta a olvidarnos, en igual medida, de los hábitos relacionados con el arte, el pensamiento y la información televisiva, y a enfrentarnos a una experiencia que tiene una relación muy particular con la realidad en la que se encuentra el espectador. Esta situación de indeterminación parece productiva en un momento histórico en el que, debido a los cambios en el sistema económico, estamos obligados a generar lenguajes y formas de interacción en la cultura que aún están por descubrir.

La colaboración con la artista Dora García, que ha investigado extensamente la relación entre actuación y televisión, ha sido fundamental para el desarrollo de ¿Estáis listos para la televisión? También hemos colaborado en contribuciones específicas del cineasta Albert Serra, que ha realizado un programa de trabajo para la muestra; el artista y director de cine Johan Grimonprez, que en los últimos años ha trabajado en la relación entre la televisión y la construcción de lo político; e Isidoro Valcárcel Medina, que ha propuesto un catálogo hipotético con el que reflexionar sobre los ingredientes básicos de lo que consideramos televisivo.

Comisaria: Chus Martínez
Organización: Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA en coproducción con el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC)

Información para el visitante

Pase anual de entrada a las exposiciones por 12 €. Infórmate aquí.
Horarios de apertura: de lunes, miércoles, jueves y viernes de 11 a 19.30 h; sábados de 10 a 20 h; domingos y festivos de 10 a 15 h. Martes cerrado.

Jef Cornelis “Documenta 5″, 1972

El fin de la televisión
Sobre ¿estáis listos para la televisión? en el Macba (Barcelona)
NURIA MIRET publicado en  A*DESK

Durante seis meses el Macba quiere retarnos con “¿Estáis listos para la televisión?”: una exposición que hace uso de la interrogación para crear tensión e incertidumbre en el espectador. Artistas, intelectuales y otros creadores han participado en programas, actuaciones y eventos que se han emitido en televisión desde los 60. La exposición plantea un recorrido a través de una amplia selección.

82 horas de vídeos divididas en diez capítulos construidos por una serie de programas “ejemplos-situación”. La comisaria, Chus Martínez en su última exposición en el museo, ha contado con la colaboración de los artistas Johan Grimonprez y Dora García. Dora construyó el guión e hizo la clasificación de los enunciados: Una tribuna por ocupar, Dead Air: ese indeseable silencio, La televisión como un lugar específico, La televisión cono reina o el reina de la televisión, What’s my line (¿quién soy?), El impacto de lo nuevo, El matrimonio grecolatino: visión de largo alcance, El bromista insaciable, On TV: el espíritu de la mimesisy Place/Presentation/ Public: televisión y política. Estas secciones pretenden crear un recorrido que confluya en un dialogo entre arte, televisión y pensamiento. Pero la multiplicidad de proyecciones sugieren, más bien, una sensación de caos que no la construcción de un hilo conductor. El contenido individual de cada una de las secciones pierde fuerza frente la imposibilidad de ver todo el material (82 horas en diez secciones nos da una media de 8 horas por sección), tampoco se acaba de entender qué sentido tiene que un video se encuentre en una sección y no en otra, ni por qué unos vídeos están en grandes pantallas y otros en monitores con una guía de consulta. Mientras, la pregunta inicial, ¿estáis listos para la televisión?, sigue sin resolverse.

Además la distribución del espacio expositivo contribuye a encriptar su contenido. En las pantallas se refleja claramente la silueta de aquellos que están visualizándola. Chus Martínez comentó este aspecto en una conferencia que tuvo lugar el pasado 3 de diciembre en el Arts Santa Mónica, que también presenta una exposición dedicada a la televisión, como un contrapunto a la del Macba. Dijo que el efecto de los reflejos estaba buscado, que pretendía emular los monitores de TV antiguos en los que te veías reflejado. Pero la gran idea de forzar la atención para discernir el reflejo de la propia proyección, va acompañada de graves problemas de audio. Resulta más fácil escuchar el vídeo que se muestra a tu lado que no el que estás intentando descifrar, algo que parece ser no se tuvo en cuenta en el momento de plantear el montaje. Es evidente que este tipo de minucias terminan por descolocar al espectador. Así, es desalentador ver que pequeñas delicatesen como son, por ejemplo, Chris Burden en The TV Commercials o la entrevista a Foucault, pueden llegar a pasar desapercibidas. Esto sucede a pesar de estar clasificados con buen criterio en El bromista incansable y Una tribuna por ocupar, respectivamente.

El cúmulo de material expuesto y la puesta en escena consiguen diluir la interesante presencia del material exquisito que forma la exposición. Aunque no hay que preocuparse de si te ves reflejado o no, de si oyes o no. Lo que realmente apetece es llevarse la hoja de sala, volver a casa, hacer una selección personal del material más enriquecedor y verlo tranquilamente a través de la red (casi todos los vídeos están en youtube, dailymotion, vimeo o ubuweb). De modo que ese perfecto caos en el que nos vemos inmersos en la exposición, ese sin sentido, tal vez lo que nos sugiere no es una nueva forma de ver la televisión, sino su fin.

Agradecimientos:
A*DESK, Instituto Independiente de Crítica y Arte Contemporáneo, se dedica a la formación, la edición y la investigación en torno a la crítica de arte contemporáneo. Bajo la visión de que el pensamiento crítico hace libres a los individuos, su misión es reivindicar activamente el valor de la crítica: generar debate en torno al arte contemporáneo, dotar al individuo de libertad de opinión e impulsar, así, la cultura.

Un comentario en “¿Listos para la TV?

  1. Pingback: Tweets that mention Hipermédula.org :: ¿Listos para la TV?Hipermédula.org -- Topsy.com

Deja un comentario