Inauguró la Casa del Lector en Matadero Madrid

Madrid, España. 17 de octubre de 2012
Casa del Lector. Matadero Madrid
Fundación Germán Sánchez Ruipérez
Consultas: diana.lara@casalector.es 

http://casalector.fundaciongsr.com

Ver la Programación Aquí! 

 

«No leáis para divertiros o instruiros.  Leed para vivir»
                                                                                                         Gustave Flaubert

 

Casa del Lector, Centro Internacional para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación de la Lectura
Desde 2012. Madrid

Ubicada en varias de las naves del complejo Matadero Madrid, en una superficie que supera los 8.000 metros cuadrados, Casa del Lector significa la culminación del diseño estructural de la propia Fundación.

Como los demás Centros de la Fundación, hace de la lectura el eje principal de su identidad pero tomada ésta preferentemente desde la perspectiva del futuro, de las nuevas y revolucionarias formas de leer que ya están surgiendo en nuestra sociedad y de cuantas otras puedan nacer en los años venideros.

La lectura entendida no tanto como habilidad o destreza, sino como actitud vital, como forma de interpretar y comprender la realidad, como descifradora de cuanto nos rodea para tratar de conseguir ciudadanos con pensamiento propio, analítico, crítico, creativo y solidario. Es decir: lectores.

En Casa del Lector queremos que convivan todas las facetas de la lectura y todas las personas que en torno a ella desarrollan su labor. Somos lectores de palabras, pero también de imágenes, de músicas, de arte, de ciencia… Y en Casa del Lector siempre serán bienvenidos autores, guionistas, traductores, editores, distribuidores, libreros… Ilustradores, diseñadores, bibliotecarios, docentes, padres y madres de familia, lectores infantiles, juveniles y adultos. Objetos lectores de siempre y los nuevos transmisores de la lectura digital, perspectiva ésta que abre horizontes realmente apasionantes. Para el desempeño de su labor, Casa del Lector define su actividad en torno a varios ejes fundamentales:

La Información
La Formación
La Creación
La Investigación
La Experimentación
La Difusión.

Todas las instalaciones con que cuenta Casa del Lector se orientan a la actividad desarrollada en cada uno de los anteriores epígrafes: aulas, área de exposición, espacios infantiles y juveniles, biblioteca histórica y de documentación, auditorio, área de talleres…

Casa del Lector, a su vez, desea incorporarse al proyecto de gestión compartida que significa Matadero Madrid. Y hacerlo reivindicando el papel creativo que toda lectura tiene –frente al viejo concepto del lector que únicamente es receptor– y a la necesidad urgente que nuestra contemporaneidad tiene de la lectura. Pues una sociedad de la información sólo se justifica y sostiene si da paso a una verdadera sociedad de lectores.

Sabemos que la lectura alfabética se inicia tras descodificar un protocolo de signos que la retina escanea. Luego el cerebro entra en ebullición para crear las imágenes, emociones y estructuras de razón que permiten procesar las ideas previamente escondidas tras la compleja combinación. Es una construcción intelectual, de gran abstracción, y un acto creativo de enorme intimidad. También leer es un acto de comunicación que enlaza la vida de los hombres, que provoca el diálogo con todo aquello que nos rodea.

Este principio de conectividad es el que mantiene la necesidad de leer, y se amplía continuamente con nuevos lenguajes, herramientas, soportes, etcétera. La tecnología ha revolucionado en los últimos años este principio, permitiendo que la comunicación, la lectura, sea la línea entre los nodos de una red humana; y los soportes y contenedores reconfiguran su forma y su función para someterse al principal cometido que es la transmisión de ideas entre personas.

La biblioteca que fuera el cobijo de los libros, ha evolucionado recientemente en una mediateca capaz de acoger más formatos.Y ahora que parece que los objetos desean ser los sujetos lectores (la pantalla del nuevo iPad 3 se llama “retina”), es cuando se construye Casa del Lector, el espacio más propio del individuo que lee, al que de manera natural nos dirigimos.


Con la Fundación Germán Sánchez Ruipérez abordamos la misión de proyectar y construir el espacio que representaría y haría realidad esta idea, replanteándonos todo desde su origen conceptual. Desde la definición de la necesidad programática, hasta su expresión material y su semántica. Encontramos el lugar, el antiguo Matadero de Madrid, extraordinariamente rico en significados, estratégico tanto en su localización en el espacio metropolitano de Madrid como en el tiempo en que nacía el proyecto. Un recinto cuasi urbano, aislado aparentemente de la fábrica de la ciudad, pero de repente enlazado con la mayor red infraestructural y paisajística que se crea sobre la traza del Manzanares: el parque lineal Madrid Río. Esta médula de conexiones y de espacio público es el eje más relevante de la anatomía urbana de Madrid.Y su presencia nos ayudó a entender que la ciudad es también una construcción que enlaza la vida de las personas.Y que los edificios deben ser el soporte de esta unión y la conectividad el principio básico del sistema. Quisimos por lo tanto materializar este entramado de conexiones y trazar puentes hacia la lectura. Casa del Lector dará vida a la unión entre las personas y la lectura.

texto por: Antón García-Abril & Débora Mesa

+info: http://casalector.fundaciongsr.com

Deja un comentario