¿Qué puede hacer el turista que no quiere ser turista?

Entrevista a Jordi Tresserras, docente de los cursos de posgrado virtual del Área de Gestión Cultural de la Universidad Nacional de Córdoba y especialista en Patrimonio y Creatividad, quien analiza los desafíos del Turismo Cultural y Creativo.

 

Que_puede_hacer_el_turista_que_no_quiere_ser_turista_Jordi_Tresserras_marzo_2016

 

¿Qué es el turismo creativo? 5 tips para su desarrollo y gestión.

El turismo creativo es una modalidad turística centrada en la creatividad que implica la participación e interactividad del turista que suele desear incluso no ser turista, quiere ser viajero o sentirse local. Este tipo de turistas desarrolla su potencial creativo a través del aprendizaje, la creación o la exhibición de su talento mediante el formato de experiencias turísticas singulares.

El turismo cultural y creativo lo hemos denominado turismo naranja y puede ser un tipo de turismo sostenible y generador de desarrollo cultural, económico y social a partir de la gestión turística responsable del patrimonio cultural, la producción artística y las industrias culturales y creativas.

Sobre los 5 tips para su desarrollo y gestión:

1– Generar un mapa de los agentes del turismo creativo del destino y articularlos en red.

2 – Crear una oferta de turismo creativo en el destino.

3 – Elegir bien qué tipo de turista creativo queremos y de dónde. Un destino creativo es perfectamente compatible con diferentes públicos. No es solo una oferta dirigida a un público joven (hípsters, millenials, nómadas digitales…). La oferta y los canales sí que tienen que ser distintos.

4 – Ser creativos en la estrategia de comunicación del destino y su oferta, identificando muy bien a las personas que queremos como público diana.

5-Trabajar para promover la oferta de turismo creativo entre los turistas individuales en el destino y en origen y de forma especial a través de los turoperadores, agencias especializadas y plataformas existentes.

¿Cuándo una ciudad es turística y cuándo no?

Una ciudad es turística cuando se combina una oferta turística con el interés de personas que quieren viajar a ella. Es importante de todas formas considerar que los turistas serán ciudadanos temporales, con unos derechos pero también con unas obligaciones. La planificación y la participación de la comunidad son claves para generar destinos turísticos que sean sostenibles a nivel no solo ambiental y económico sino también a nivel social y cultural.

Qué reflexión se desprende de la siguiente afirmación: “La importancia de los imaginarios es uno de los elementos clave en el turismo creativo al igual que el rol de los gestores culturales en la configuración de los mismos”
Para desear viajar a un lugar es clave la importancia del imaginario previo que tenemos del destino, el que consultamos a través de las redes sociales que han generado otros (como p.e. Tripadvisor) o el que adquirimos como turistas y que hoy transmitimos al momento a través de las redes sociales (p.e. Facebook, Instagram,…).

Los gestores culturales podemos contribuir a configurar los imaginarios. El Festival Mueca en Puerto de la Cruz, con acciones como el Puerto Street Art y su apuesta por el turismo creativo, ha posicionado a este destino de la isla de Tenerife como un caso piloto para el desarrollo de este turismo en las Islas Canarias que, por lo general, se asocian únicamente al segmento de sol y playa.

Qué modelos de turismo creativo puedes compartir. Y casos y/o iniciativas destacadas?

En turismo creativo podemos diferenciar entre la creatividad como trasfondo o la creatividad como actividad. Suponen generar experiencias turísticas relacionados con la artesanía, el cine, la danza y el baile, el diseño, la fotografía, las lenguas, la literatura, la gastronomía, la pintura, el teatro,…
En relación con el primer aspecto cabe destacar la creación de polos o distritos culturales o de diseño que han generado la revitalización de barrios en centros históricos o han configurado nuevo territorios con identidad. Cabe destacar desde los pioneros como el Soho de Nueva York, el Culver City Arts District, Dallas Arts District, Heidelberg Project (Detroit), Houston Museum District & Project Row Houses, Museum Row on Miracle Mile (Los Angeles), el Northeast Minneapolis Arts District, Parkway Museums District (Philadelphia), el Santa Fe Railyard Arts District, Santurce – Calle Loiza (San Juan, Estado asociado de Puerto Rico), SoWa (Boston) y Station North (Baltimore).

Destacamos otros casos como el el Cultural Industries Quarter de Sheffield, el Temple Bar de Dublín, el barrio de Barranco en Lima, San Telmo en Buenos Aires o el Raval, el Poble Nou o el distrito 22@ en Barcelona. Entre los distritos de diseño destacan los casos de Miami o de Buenos Aires. Entre los distritos de industrias culturales podemos citar los estudios de Hollywood en Los Ángeles, Filmpark Babelsberg en Potsdam, a las afueras de Berlín, o Cinecittà en Roma o más recientemente Mombai en la India, conocida como Bollywood), que registran desde sus comienzos visitantes a sus estudios de cine o televisión.

El turismo creativo basado en la creatividad como actividad se considera un turismo de nueva generación, precisamente por la interacción. El turista deja de ser un mero observador para obtener su experiencia en primera persona. Esta experiencia puede ser desde el contacto directo con el creador a ser parte de la creación mediante la oportunidad de desarrollar su potencial creativo mediante la participación activa en visitas, cursos y experiencias formativas características del destino turístico que han elegido.

A este hecho se sumó al interés de creadores amateurs organizados y de profesionales que querían visitar territorios creativos de referencia no solo para observar e interactuar con otros creadores sino para crear e incluso coproducir con los creadores locales. Se sentaban así las bases de las primeras iniciativas de turismo creativo que procuraban encontrar un espacio adecuado para realizar un concierto, una exposición, facilitar un encuentro con corales de la localidad, conocer artesanos y artistas locales, compartir un taller, aprender o perfeccionar una técnica artística. En definitiva, abría todo un abanico de posibilidades. Barcelona fue uno de los primeros destinos de turismo creativo y desde allá se coordina la Red de Turismo Creativo – Creative Tourism Network que se tratará en un apartado posterior.

Entre las tipologías del turismo creativo podríamos diferenciar:

_La participación de los creadores en proyectos turísticos en formatos de co-branding.

_El contacto directo con los creadores que permite compartir experiencias. A las jornadas de talleres abiertos, noches blancas, se suman visitas con creadores para conocer clusters o distritos de industrias culturales y creativas e incluso personal shoppers que permiten realizar compras especializadas en establecimientos de diseño, moda, arte contemporáneo,…

_El aprendizaje: cursos y talleres. Personas interesadas en la realización de cursos de introducción o perfeccionamiento, que pueden ser amateurs o profesionales.

_Experimentar las tradiciones culturales de un lugar.

_Participar de experiencias colectivas.

_La creación. Residencias artísticas en lugares que permitan el desarrollo de la creatividad.

_La exhibición del talento.

_La promoción de la creación en destino, como p.e. las comisiones fílmicas.

En definitiva. El turismo creativo permite generar nuevas oportunidades para aquellas actividades centradas en la creatividad que incorporan la propiedad intelectual y abarcan desde la artesanía tradicional a las complejas cadenas productivas de las industrias culturales. Es decir además de articular transversalmente en una línea de negocio las actividades de la economía creativa forman a la vez parte de ella. La economía creativa, y por ende el turismo creativo, van más allá de la simple comercialización. Plantea combinar la tradición con la innovación tomando la creatividad como hilo conductor, generando desarrollo mediante la participación y la generación de oportunidades para la comunidad.

¿Qué ciudad del mundo es hoy, a su criterio, la más turística?

​​Creo que diferenciaría entre la más turística y la que tiene una oferta cultural que hace que para mí sea la más turística desde lo cultural y creativo. Entre las metrópolis destacaría Buenos Aires, Estambul, Nueva York, París, Roma, Shanghai,… y por su estrategia de posicionamiento de la cultura y la creatividad como eje de desarrollo, Barcelona.

¿Qué porcentaje debería significar, en la economía de un país, la industria turística?

Creo que lo importante es la sostenibilidad. Cada destino responde a diferentes realidades, pero lo más importante es la sostenibilidad. La reciente Carta de Turismo Sostenible aprobada en Vitoria el pasado año como actualización de la Carta de Turismo Sostenible Lanzarote plantea una hoja de ruta.
Cuáles son los principales retos y estrategias de gestión en el desarrollo de proyectos turísticos basados en el PCI
Es clave el consenso con la comunidad para activar turísticamente sus manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial, especialmente de las personas más implicadas en su salvaguarda. Los tips planteados para el turismo creativo se podrían aplicar también en este caso con su consecuente adaptación.

Gestión de Ciudades y Patrimonio con Jordi Tresserras a tan sólo un clic de distancia. Sumate a nuestros cursos de posgrado virtual 100% ON LINE

ANOTATE

Por Cultura en proyectos

Deja un comentario