Inclusive, muestra en El Gran Vidrio

 

Ciudad de Córdoba, Argentina. 15 de Marzo de 2019. 20 hs
Exhibición colectiva Inclusive
El Gran Vidrio Galería
Av. Humberto Primo 497
+54 9 351 633 8334 / +54 9 351 679 7231
info@elgranvidrio.com
facebook

 

 

INCLUSIVE

Exhibición colectiva

Carla Barbero, Florencia Almirón, Luciana Lamothe, Luna Paiva, Mariana Tellería,
Mercedes Azpilicueta, Ni Una Menos Fiorito, Rocío Moreno y Susana Gamarra

Curaduría: Larisa Zmud

Inauguración: Viernes 15 de Marzo de 2019 – 20 hs
Charla abierta con la curadora: Martes 19 de Marzo de 2019 – 19 hs
Cierre: Viernes 3 de Mayo de 2019

 

SOBRE LA EXHIBICIÓN

Inclusive es una exposición federal compuesta por artistas mujeres protagonistas de una luminosa desviación de la reciente historia del arte de nuestro país. Reunidas en la sala de El Gran Vidrio, por la curadora Larisa Zmud, dirigen una constelación universal de radiación múltiple, afectiva y despabilante ¿Qué mejor día que hoy para elogiarlas en esta unión?
Inclusive reúne obras de algunas de las jóvenes artistas más frescas del país. Participan desde Mariana Tellería, la rosarina seleccionada para representar a la Argentina en la próxima bienal de Venecia, hasta Rocío Moreno la centennial cordobesa que dando sus primeros pasos ya pisa fuerte y abre camino a la auto-observación.
Hay algo en el trabajo de estas artistas que tiene que ver con la voluntad que proyectan, con un propósito claro, aunque sin una meta definida. Como plantea Cortázar: lxs artistas más interesantes son aquellxs que largan una flecha y dejan que llegue a un blanco, no lxs que van detrás de ella dándole golpecitos para que llegue al blanco pre definido.
Así también, se presenta esta exposición como una clave de lectura, como una posibilidad, como lo infinitamente incompleto pero que no deja de tener un propósito claro: reflexionar más allá de los límites de lo impuesto, como lenguaje, como arte, como comprensión.
En Inclusive se exhiben trabajos de distintas etapas, con acento anacrónico, retrospectivo y disparador hacia un presente que se construye en cada momento. Mucho material se muestra por primera vez y algunas obras son versiones de otras pasadas con una fuerte relectura pensada por las artistas y la curadora.

 

Luciana Lamothe

 

 

Luna Paiva

 

Mariana Telleria

 

 

Rocìo Moreno

 

 

TEXTO CURATORIAL

Inclusive

Hace 4 años hice un viaje al lugar donde viví de manera intermitente entre mis 5 y 18 años. Específicamente durante los 3 meses de vacaciones de verano y otras ocasiones esparcidas en el año.

La llegada fue mágica o, más bien, extraña. Es una región de difícil acceso, de caminos de ripio, sin señales de tránsito y donde no funciona el 3g, el 4g, el google maps, ni nada por el estilo. El único recurso a disposición fue mi memoria visual, espontánea. Algo que no tenía planeado pero que se derramaba como una leche que hierve en un jarro, de manera incontrolable. Recordé algunas montañas y casas semi derruidas en la ladera del camino. Me extrañó sentir que después de más de 10 años de la última visita todo parecía estar igual, en el mismo lugar que en mi recuerdo.

El auto avanzaba y cada vez más emocionada y a la vez extrañada, me encontraba describiendo el camino: ahora tiene que haber una montaña con un árbol guacho en la punta y vamos a atravesar el zanjón por un puente de madera desvencijado, ahí tenemos que doblar a la derecha… Sin notarlo algunas palabras que tampoco había usado en años fluían y se mezclaban con las de siempre.

Al llegar a la escuela Nº60 de Ranquil Huao, todo era como lo recordaba, pero nada estaba igual. La mini escuelita que había sido mi casa ahora tenía un ala nueva que la deformaba. De cualquier manera, el recuerdo y las palabras parecían ignorar las remodelaciones. Le describí a mi pareja, con quién viajaba, las cosas que hacía: acá estaba el mástil, esto era un camino, esa casita donde estaba el generador era mi escondite… como si nada de lo que veía hubiese sufrido mutación alguna.

Lo que sucede en esta exposición es un reflejo de aquel viaje, y a la vez se adecúa a un cierto clima de época. Un presente en el cual a partir de pequeños estímulos es necesario poner en duda lo que hasta ahora es considerado inalterable. Como si el ser espectadores de la contemporaneidad pusiera los cuerpos y sentidos fuera de quicio.

Bajamos del auto. Era época de vacaciones de verano en la escuela, no estaba segura de encontrar a alguien, pero la puerta de lo que había sido el salón comedor estaba abierta. Luego de aplaudir para anunciarnos se asomó una niña que llamó a su mamá.
Nos saludamos y comenzamos una pequeña charla, le conté que estaba ahí de paseo, que en esa casa (señalé la puerta contigua, que correspondía a la antigua morada de la directora y el maestro) había vivido mucho tiempo durante mi infancia y que había vuelto sin más intención que recorrer un poco el lugar, dejarle algún mensaje a la familia Nahuelquir y mostrarle a mi pareja parte de mi vida. Le dije, también, que me encantaría encontrarme con alguien de aquel momento, ya que eran personas muy cercanas pero con las que había perdido contacto por las diferentes formas de nuestras condiciones de vida.

En ese momento salió de la cocina un tipo de mi edad, un poco más grande, altísimo, con el cual nos reconocimos de inmediato. Era Pirrén Hortensio Nahuelquir, el hijo mayor de Delia, la cocinera, y Juan, el peón de aquella escuela, donde mi viejo era el maestro y su compañera la directora.

Nos dimos un gran abrazo, estábamos muy emocionades, shockeades por ese extraño encuentro. Él no debía estar ahí ese medio día y nosotres habíamos retrasado nuestra fecha de llegada por un hermoso desvío en Trevelin.

Nos compartieron su almuerzo mientras que con mi viejo amigo no parábamos de hablar, de pasar una y otra vez por la vez que un grupo de alumnos del señor Ricardo –mi viejo- te tiró al zanjón porque apareciste con esa cámara instantánea, o de cuando nos corrió un toro por la montaña de atrás de la escuela y yo bajé tan rápido que caí de lleno en un montón de bosta fresca…

Así pasamos toda la tarde, y no lo noté, no me di cuenta hasta horas después, cuando volvimos al hotel de El Maitén. Al llegar a la habitación mi compañero me dice: Lari, no entendí nada, era como que hablabas en otro idioma, en el que nunca te había escuchado hablar. Era español, pero la música, las palabras, la velocidad, lo transformaban en otra cosa… Agregó que cuando regresamos en el auto hablaba con él como siempre y al otro día cuando volvimos a darle una sorpresa a Delia y Juan, se asombró nuevamente al escuchar que se activaba de manera inmediata ese idioma desconocido y a la vez tan familiar.

Este idioma es la síntesis de múltiples posibles costumbres o movimientos que se encuentran dentro de cada individuo en particular y surgen cuando son necesarias. Se trata de los súper poderes de las personas que se consideran flexibles. Que se encuentran atentas a las relaciones de sus experiencias y los desarrollos de lo visto y lo visible.

Propongo una experiencia que ponga en juego la percepción cambiante que aparece en el recorrido temporal de la exposición a través de la permanencia paciente en el espacio. Un instante en el que las identidades de cada visitantx devienen otras gracias al asalto de lo extraño, a la convivencia y reversibilidad del sentido y el sinsentido. Por eso la (no) propuesta de ésta exposición es entonces mutante-viva. En donde pueden expandirse los límites de los géneros (artísticos) o términos tales como exposición, curaduría, obra, público… o cualquiera de éstos elementos que se presenten como inmodificables.

Larisa Zmud, Febrero 2019.

 

SOBRE LAS ARTISTAS

Carla Barbero (1978)
Sus prácticas se expanden entre la curaduría, la producción de obra visual, así como también la edición de publicaciones y la escritura creativa. Expone en muestras colectivas e individuales desde 2006. Co-dirige Unidad Básica Museo de arte contemporáneo de Córdoba y Publicaciones UB desde 2016. Trabaja como curadora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires desde 2017. Publicó dos libros de poesías Media estación (2015) Ed. Esta Vida No Otra y Aparatos (2018) Ed. Cartografías. Obtuvo becas del FNA de Formación (2016) y Creación (2018). Carla Barbero es por El Gran Vidrio.

Florencia Almirón (1982)
Desde una propuesta interdisciplinaria desarrolla proyectos que exploran los modos en que las formas de poder sociales, políticas e interpersonales interactúan con el cuerpo humano. En sus obras el cuerpo humano emerge como estructura en estado de constante de resistencia. Su investigación cuestiona la relación que el cuerpo negocia con los objetos, materiales y espacios que lo rodean. Ha obtenido un MFA en Dutch Art Institute ArteZ, Arnhem (2016), y un BA de la Universidad Nacional de las Artes UNA, Buenos Aires (2006). Participó del Programa de Artistas 2015 en la Universidad Torcuato Di Tella. Recibe la Beca Navarro Council for the Arts 2018 (Texas, Estados Unidos), UNESCO Aschberg Bursary for the Arts 2014 (Civitella Ranieri Residency, Umbría, Italia), DAAD para artistas 2007 (Berlin), Fondo Nacional de las Artes 2013 (Buenos Aires), entre otros. Ha mostrado su trabajo de forma individual y grupal en Sonsbeek Biennial (Arnhem, Holanda), Reykjavik National Museum (Islandia), Märkisches Museum (Witten, Alemania), Kunsverein Hildesheim (Alemania), Würtembergischer Kunstverein (Stuttgart), Yellow Brick (Athens, Greece), Institute for Provocation (Beijing), Siemens Sanat Contemporary Art Center (Estambul), Bienal de Arte Joven (Buenos Aires), London Biennial (Ufer Studios, Berlin).

Luciana Lamothe (1975)
A los 14 años comenzó su primer taller de escultura a partir del cual decidió ingresar a la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón donde se recibió de Profesora de Escultura. Luego pasó por diferentes clínicas de análisis de obras y becas de estudio. Entre 2010 y 2011 participó de La Beca Kuitca en la Universidad Torcuato Di Tella. También fue invitada a varias residencias para artistas y premios internacionales, y desarrolló proyectos específicos, exposiciones individuales y colectivas en distintas ciudades del mundo, entre ellas, la 11ª Bienal de Lyon: Une terrible beaute est née, Lyon, Francia, 2011, y la 5ta Bienal de Berlín: When things cast no shadows, Berlín, Alemania, 2008.

Luna Paiva (1980)
Reside en Argentina. Graduada en La Sorbonne con una Licenciatura en Historia del Arte y Arqueología y NYU en dirección de cine. Sus medios artísticos son la fotografía, la instalación y la escultura. Su obra ha participado en muestras, ferias y remates en América Latina, Europa y Estados Unidos.
Realizó la escenografía de la ópera Hércules en el Mato Grosso CETC (Centro Experimental del Teatro Colón) Buenos Aires 2014 y de Hércules in Mato Grosso Dixon Place New York 2015, coproducción de Americas Society Council of the Americas y el Teatro Colón.
Como fotógrafa trabajó para Barzón, Vogue Italia, L’Officiel Art y The Skirt Chronicles. Fue convocada a realizar instalaciones para las vidrieras de artistas de Hermès.
Fue seleccionada en los premios Petrobras en Buenos Aires Photo 2011, Itaú/Usina de las Artes 2013, Mención Plataforma Futuro Gen 1 2016 y en los programas de artistas: Laboratorio de cine Di Tella-Rejtman UTDT 2011 y taller Eduardo Stupía UTDT 2016.
Co-dirigió El traje, seleccionado en la competencia oficial del Bafici 2012, en Lakino Berlín Film Festival 2012 y Cali International Film Festival 2012.

Mariana Telleria (1979)
En 1998 se muda a Rosario para estudiar la carrera de Bellas Artes en la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Vive y trabaja en Rosario. Realizó proyectos específicos, instalaciones, exposiciones individuales y colectivas en varias ciudades e instituciones privadas y públicas del país y del exterior, entre ellas: “Ficción primitiva”, Galería Ruth Benzacar (2018) “Dios es Inmigrante”, Bienalsur, Museo de la Inmigración, Muntref (2017) “Répétition”, Fundación Boghossian, Bruselas (2016) “Tumba del soldado desconocido”, Universidad Nacional de La Plata (2015) “Las noches de los días”, Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino (2014) “Some Artists’ Artists”, Marian Goodzman Gallery, New York (2013) “Queremos Ver”, Espacio Contemporáneo de Fundación Proa, “Queremos Ver” (2013) “El primer momento de la existencia de algo”, en el estadio River Plate, organizado por el Departamento de Arte de la UTDT (2013) “Los ángeles”, Galería Ruth Benzacar (2013) “The Ungovernables, New Museum Triennial”, New York (2012) “Mortal Kombat”, Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (2011) “El nombre de un país”, Galería Alberto Sendrós (2009)

Mercedes Azpilicueta (1981)
Artista visual y de performance radicada en Amsterdam. Su práctica involucra procesos de investigación y producción que exploran las cualidades afectivas y la dimensión política del lenguaje y la voz. Desde performance a instalaciones de video y sonido; escribir guiones y exhibir partituras bordadas, piezas de vestuario y accesorios. Azpilicueta, que se autodenomina “investigadora deshonesta”, navega a través de múltiples referencias y campos de conocimiento, desde la historia del arte hasta la música popular, la literatura y la cultura callejera, y se enamora de figuras y trayectorias disidentes, feministas, queer, migrantes y exiliadas que acechan sus guiones, performance y videos. A menudo, su trabajo se involucra en una discusión y amor constante por el lenguaje. Entiende el lenguaje como una forma genuina, sensible y contenciosa de comunicación para resistir, desestabilizar y reposicionar valores y estructuras dadas en la sociedad y en la cultura contemporánea.
En 2018 presentó Cuerpos Pájaros en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Recibió la beca Pernod Ricard Fellowship, París en 2017 y fue artista en residencia en la Rijksakademie van beeldende kunsten en Ámsterdam en 2015-2016. Tiene una maestría Dutch Art Institute / ArtEZ, Arnhem (2013), y una BA de la Universidad Nacional de las Artes, Buenos Aires (2007); donde realizó el Programa de Artistas 2009-10 en la UTDT. Algunas de sus exposiciones: REDCAT Gallery (Los Ángeles, 2018), Villa Vassilieff (París, 2018), MACBA (Barcelona, 2018), MUSEION (Bozen, 2018), CA2M (Móstoles, 2017) , Onomatopee (Eindhoven, 2016), TENT (Rotterdam, 2015), Irish Museum of Modern Art (Dublín, 2014) y Het Veem Theater (Ámsterdam, 2014). En 2019 presentará su primera gran exposición individual en Europa, en CentroCentro, Madrid; y una presentación individual como parte de Positions #5 en Van Abbemuseum, Eindhoven.

Belleza y Felicidad Fiorito / Ni Una Menos Fiorito (2004)
Somos #NiUnaMenosFiorito, un grupo conformado por mujeres. Comenzamos de a poco con charlas de violencia de género hace varios años. Los sábados damos talleres de arte para chicos con la docente Viki Musotto y Lucía Reissig. En 2018 inauguramos el Comedor Gourmet con Larisa Zmud donde le damos de comer a los chicos y a las familias del barrio que retiran sus tuppers. Hacemos serigrafía. Todo esto comenzó hace 15 años de la mano de Fernanda Laguna, somos Belleza y Felicidad Fiorito con ella. Año a año nos fuimos capacitando en varias cosas como imprimir nuestras propias frases ej: “acá no manda nadie”, “el amor no te obliga a hacer cosas que no quieres”, “amo la cumbia pero sus letras no me quieren”
SOMOS UN GRUPO DE MUJERES QUE NOS APOYAMOS ENTRE NOSOTRAS PARA ENFRENTAR LAS DISTINTAS PROBLEMÁTICAS QUE ATRAVESAMOS CON HERRAMIENTAS CREATIVAS QUE NOS DAN ALEGRÍA Y PLACER.

Rocío Moreno (1989)
En el 2008 se instala en la ciudad de Córdoba e ingresa a la Tecnicatura Superior de Artes Visuales en la escuela Dr. José Figueroa Alcorta, la cual concluyó en marzo del 2012.
Diplomada en Escultura. Incursiona la herramienta digital en talleres de Fotografía, edición y montaje de video. Rocío Moreno es artista representada por El Gran Vidrio.

Susana Gamarra (1983)
Recibió distinciones y becas de formación y de producción para artistas. Participó individual y grupalmente de exposiciones en distintos espacios donde los aparatos somáticos habitaron y se transformaron.
Las publicaciones “Mi pececito” (2013), “Viudas, huérfanas y extranjeras” (2015 – 16) y “El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi. La cigüeña tocaba el saxofón detrás del palenque de paja” (2012 – 2016) fueron editadas por Enferma germinal (2016) y se diseminaron en papel y a través de la web.
Actualmente vive en Buenos Aires. Susana Gamarra es una artista representada por El Gran Vidrio.
Correo: masugamarra@hotmail.com

 

SOBRE LA CURADORA

Larisa Zmud (1985)
Durante 7 años me desempeñé como productora, directora y curadora de SlyZmud luego Zmud Projects, mi galería de arte. Realicé el Programa de artistas, críticos y curadores de la Universidad Torcuato Di Tella (2014). Desarrollé un gran interés en lo contemporáneo como fenómeno filosófico y estético. Licenciada en Curaduría de arte por la Universidad Nacional de las Artes. Presenté Reyna, Reyna, Reyna, en el Centro Cultural Haroldo Conti.
Fui socia fundadora y comisión directiva de Meridiano, la cámara argentina de galerías de arte.
Las mutaciones en mi práctica volvieron cada vez más habituales los espacios de incomodidad (como potencia de activación) y las reflexiones al respecto. Soy un híbrido entre muchos perfiles que me habitan. Esto junto a mi militancia feminista me llevaron a concentrarme en la divulgación, la investigación y la curaduría. Hoy el híbrido continúa, como usina y plataforma para llevar adelante ese tipo de proyectos mutantes. Soy feminista y milito por el derecho al placer de todxs.
En breve lanzo un servicio de curaduría de colecciones, pensado para cada ser, colecciones que surjan de las preocupaciones estéticas, económicas, emocionales de cada unx y una propuesta para viajes a Bienales y demás destinos obligados del arte contemporáneo. Doy una Clínicas para espectadorxs de arte contemporáneo.
Los sábados voy a Villa Fiorito. Allí, junto con #niunamenosfiorito y Belleza y Felicidad Fiorito (creada hace 15 años por la artista Fernanda Laguna) doy talleres de economía feminista y cocina. Co- Coordino Comedor Gourmet en el que trabajamos la idea de placer, de merecer cosas que nos den placer, en contra del dicho popular “cuando hay hambre no hay pan duro”. Consideramos que el derecho al placer es el derecho a decidir que nos empodera y militamos en ese sentido.
Soy curadora, feminista, cocinera, doy charlas y clases sobre arte contemporáneo y sus relaciones de lo más variadas en museos, universidades y espacios alternativos.

 

 

CHARLA ABIERTA

Martes 19 de Marzo de 2019, 19 hs – El Gran Vidrio, Av. Humberto Primo 497, Córdoba, Argentina

CUBO NEGRO – Sobre arte contemporáneo

Larisa Zmud hablará sobre los temas que más la ocupan y obsesionan.
¿Qué vemos? o mejor, ¿existe “lo propio” de la experiencia que propone el arte contemporáneo?. ¿Qué herramientas tenemos a disposición para ver, escuchar, oler, saborear o tocar una obra de arte contemporáneo?.
Hay historias del arte o es una sola? Cómo podemos construir líneas que atraviesen lo conocido y nos permitan seguir reflexionando?

 

SOBRE LA GALERÍA

El Gran Vidrio es un espacio abierto de producción y cuestionamiento de las prácticas contemporáneas del arte. La galería inició sus actividades en 2010, mudándose al espacio actual en 2014 en la ciudad de Córdoba, Argentina. Su programa anual incluye exhibiciones en la galería, participación en ferias, ciclos de conversación y otras propuestas relacionadas a los artistas que representan.

STAFF DE ARTISTAS: Carla Barbero, Damián Linossi, Damian Santa Cruz, El Pelele, Eugenia Puccio, Guillermo Daghero, Gustavo Piñero, Hernán Camoletto, José Quinteros, Lucas Di Pascuale, Luciano Burba, Manuel Molina, Nina Kovensky, Romina Castiñeira, Santiago Lena, Susana Gamarra, Tomás Alzogaray Vanella, Verónica Meloni, Rocío Moreno, Marisol San Jorge y, como artista invitado, Roberto Jacoby .

DIRECTORES: Juan Pablo Capellino, Catalina Urtubey y Romina Castiñeira

 

+ info facebook

con el apoyo de
con el apoyo de
aecid
En tu mail! Ingresa tu dirección de e-mail para recibir novedades, convocatorias y lo más destacado de hipermedula.org
micromundo.net
×