Todo es un Remix, Kirby Ferguson

 

Todo es un Remix (Subtitulado Español) HD 720p / Everythyng is a Remix por Kirby Ferguson.

De retroalimentaciones, plagios y creatividad: la cultura del remix y los debates sobre el copyright son el puntal de una nueva miniserie.

Por Pablo Conde en http://www.losinrocks.com

“Remixar: Combinar o editar materiales ya existentes con el fin de producir algo nuevo.” Con estas palabras deslizándose en pantalla à la Star Wars, comienza el primero de una miniserie de cuatro episodios, llamada Everything is a Remix, o sea, Todo es un remix. O remezcla, puristas queridos. Realizado con ingenio y paciencia por Kirby Ferguson, Everything… es un manifiesto sobre la creatividad y su imperiosa necesidad de partir de materiales previos. Está claro: las ideas, ya sean para un invento, una película, una novela, una canción o cualquier otro hecho creativo, son concebidas en un tiempo y un espacio determinado e implican, directa o indirectamente, todo el bagaje cultural y didáctico de quien las cree o las lleve adelante. Según Ferguson, por ende, todo parte, irremediablemente, de un material previo. En su pequeña tesis episódica, se dedica a anclar esta idea a los distintos aspectos de la cultura pop, con un lenguaje simple y ameno, una cuidada edición y un crescendo en la calidad de la exposición que nunca pierde lo didáctico. Ferguson intenta domar –exitosamente– la siempre creciente definición del remix, teniendo en claro que hoy, Internet de por medio, es algo que puede hacer cualquiera sin necesidad de herramientas o distribuidores. El proceso o la técnica, implica tres estadios: coleccionar materiales, combinarlos y transformarlos. Todo es un remix.

Todo_es_un_Remix_Everythyng_is_a_Remix_Kirby_Ferguson

Everything… es un manifiesto sobre la creatividad y su imperiosa necesidad de partir de materiales previos.

El mejor de los ejemplos de Ferguson, explicitado en uno de los “extras” de la miniserie, es Quentin Tarantino, quien asume su rol de multiprocesador de estímulos cinematográficos y lleva sus obsesiones a la pantalla grande sin sonrojarse, orgulloso de los cientos de citas procesadas por minuto, consciente de que ya, sin dudarlo, su firma basta para que miles de aprendices de cineasta utilicen el poderío de sus imágenes como puntos de partida para un sinfín de cortos, medios y largometrajes que remiten a la obra del propio Tarantino, ignorantes, en la mayoría de los casos, de los puntos de partida originales de su ídolo, que hasta llega a referirse a su propia obra.

Remixando a William Burroughs, el lenguaje cinematográfico también es un virus del espacio exterior. Y no es casual la cita de Burroughs quien, primero por Jonathan Lethem, después por Ferguson, es referenciado como uno de los primeros artistas del remix, ya que su método de cut-up (cortar textos impresos para mezclarlos, creando una obra nueva) es un buen ejemplo de cómo toda esta perorata no se detiene sólo en la música o el cine. Por supuesto, Burroughs tampoco fue el primero, un endilgue que quizás sólo podría realizársele a algún filósofo griego, siglos ha. Si todo esto suena conocido, es porque no le faltan puntos de conexión con la flamante edición local de Retromanía (Caja Negra), el libro de Simon Reynolds que lleva como tenaz y certero subtítulo “la adicción del pop a su propio pasado”. Los puntos en común y las diferencias son varias, pero ambos comprenden la urgencia de análisis que reclaman las expresiones artísticas actuales –valga el uso del término “artístico” como generalidad de lo que podría identificarse como “material de consumo” o meros productos comerciales–: la retroalimentación es ya una característica inseparable del proceso creativo. Pese a esto, legalmente, las ideas siguen siendo reconocidas como propiedad –¡bendito copyrigth!–, no como la conjunción de otras miles de millones de ideas previas. Ahí están los casos de Apple, Xerox, hasta Thomas Alva Edison. Quizás, la única salida de esta constante, plantea Ferguson, sea la evolución social. En su site, Ferguson cita una buena variedad de fuentes e influencias, enlista los samples utilizados en su propio trabajo e invita a colaborar monetariamente con su nueva aventura: Esta no es una teoría conspirativa.

Fuente: http://www.losinrocks.com

Deja un comentario