Concierto Ciudad por Llorenç Barber en Valparaiso

Fechas
Domingo 27 de enero ’13 - 21:00 hs.

Valparaíso, Chile. 27 de enero 2013. 21h
Concierto de Cuidad dirigido por Llorenç Barber.
Festival de las Artes de Valparaíso
Festival de Arte Sonoro Tsonami
http://www.llorencbarber.com
http://www.cultura.gob.cl

 

 

Festival de las Artes cierra con Concierto de Cuidad que hará sonar los campanaríos y buques de Valparaíso

 

Por segundo año, Festival de Arte Sonoro Tsonami está encargado de cerrar el Festival de las Artes de Valparaíso, haciendo sonar los campanarios y bocinas de buques de la ciudad durante una hora, en un monumental concierto dirigido por el reconocido artista español Llorenç Barber.

Este domingo 27 de enero a las 21 horas setenta más de 70 músicos harán sonar las campanas de las iglesias de Valparaíso, acompañadas de bocinas de buques, bocinas de camiones e instrumentos de viento, en distintos puntos de la ciudad desde Playa Ancha al barrio El Almendral. Esta es una iniciativa de arte sonoro público y paisajístico, que busca la participación de los auditores, quienes serán libres de escoger su lugar o recorrido de escucha, haciendo de esta experiencia un concierto distinto para cada uno.

 

El nombre de la obra, 193 [hz], deriva del cálculo de la “frecuencia de resonancia” de la ciudad, obtenida a partir de las fuentes fijas que son las sirenas y campanas de Valparaíso. La composición se realizó en base a un modelo matemático caótico llamado Mapa de Henon en donde se asignaron parámetros, en este caso el tiempo, a una de las variables del modelo. El resto de los parámetros fueron iterados usando algoritmos aleatorios. Se utilizó PureData para programar el algoritmo de generación de los datos de cada partitura. Tanto la macro como la micro forma fue derivada de este procedimiento.

Este año, Festival Tsonami duplicó el número de músicos dispuestos a “hacer sonar” la ciudad, además de sumar al repertorio bocinas de camiones de carga y el distintivo sonido de los camiones de gas avisando su paso. Sin embargo, la gran novedad está en que se logró traer a Llorenç Barber, artista español de larga trayectoria que ha recorrido el mundo realizado más de 150 Conciertos de Ciudad, especializándose en campanarios. Según Barber cada persona construye su propia escucha por el lugar donde se está emplazado, como también por nuestra memoria y experiencia que agrega información al acto de escuchar. Por eso confeccionó Pautas de Escucha para que este domingo 27 de enero, los porteños y visitantes disfruten al máximo el concierto, por ejemplo aconseja: “Muévase y guíese por su oído. Pero tenga en cuenta siempre que cualquiera de las soluciones que escoja esconderá otras igualmente válidas”; y “Abra de par en par las puertas de la sensibilidad y la memoria”.

Otro de los consejos de Barber es no esperar “melodías y ritmos conocidos y banales: sonarán sirenas, bocinas y viejas campanas al aire, sin afinación precisa, pero en rico diálogo”. Por eso, para el director del Festival Tsonami, Fernando Godoy, es importante que el concierto se difunda entre los habitantes de la ciudad, “para que sepan y entiendan que esos campanarios y bocinas, la mayoría del tiempo silenciados, estarán sonando no por una emergencia sino para el disfrute de todos nosotros”.

Los lugares de la cuidad que se sugieren para apreciar el Concierto de Ciudad son el Parque Cultural Valparaíso; los paseo Yugoeslavo, Gervasoni y Atkinson, intersección de las calles Lautaro Rosas con Santa Isabel en Cerro Alegre, acceso superior Ascensor Reina Victoria; Mirador Pasaje Camila; Plaza Bismark, Mirador Camogli, miradores en Camino de Cintura; Museo a Cielo Abierto, TAC Cordillera, Pasaje Cóndor en Cerro Bellavista, Av. Alemania con Teniente Pinto, y todo tipo de terrazas y espacios abiertos en altura, lugares donde el año pasado ya hubo una importante concurrencia y este se espera que más habitantes se sumen.

Concierto de Campanas en la ciudad colonial de Santo Domingo (España), Festival SONAR, diciembre de 2011.

A symphony of bells El 23 de abril de 2007, día de San Jorge, por cerca de una hora se realizó este concierto en la ciudad Puerto de Liverpool, con ocasión de su aniversario 800. El día además tuvo una suave lluvia.

 

Nocturno para aullidos y pezuñas
Perros, caballos, un jabalí, una avioneta, un helicóptero y las campanas de trece campanarios de Mondoñedo (ciudad española) sonaron simultáneamente. Más de un centenar de personas, entre músicos, campaneros y voluntarios, participaron en la interpretación de la obra.

 

Llorenç Barber
Extracto de su autobiosonía: “Yo crecí a la música bajo la sombra de todos los cruces, todas las asociaciones, todas las contradicciones, sumas y utopías. como todos quizás, pero en mi caso tocado por la cercanía del más glorioso mayo de ancho siglo, o por el temprano tropiece con FLUXUS que entre nosotros tomó el nombre anárquico de ZAJ o por el contagio de un virus llamado vanguardia que sorbí glotonamente en darmstadt (1970), de cage. De manera tal que mi pensamiento musical se hacía carne pegado a la estela de futuristas, mayakoskis, dadás, constructivistas, urgadores de la electroacústica o del azar (eran los años de lo alea), de los brossa, los sputniks y las músicas de marcianos”.

 

Pautas de escucha

por llorenç barber

Infórmese bien. Consulte un mapa y repase la ubicación de iglesias y miradores

No se sitúe muy cerca de un campanario. Mejor cuanto más equidistante entre varios puntos sonoros. Acercarse mucho a un solo foco sonoro, le velará los diálogos, los lejos y cerca, los fértiles tropezones del sonar

• Cree a su alrededor un espacio de atención y calma, sólo así podrá atender convenientemente el sonar de los bronces y las sirenas.

• Busque lugares abiertos. Abra ventanas, suba a sus terrazas o acuda al mirador más cercano. Mejor cuanto más alto.

Deje las prisas y los motores apagados

• Que nadie espere melodías y ritmos conocidos y banales: sonarán sirenas, bocinas y viejas campanas al aire, sin afinación precisa, pero en rico diálogo

Muévase y guíese por su oído. Pero tenga en cuenta siempre que cualquiera de las soluciones que escoja esconderá otras igualmente válidas

No es un concierto pasivo sino que cada cual debe construir su itinerario sonoro en busca de ecos, retumbos y repiques, surgidos del combate entre la partitura escrita y la complicada orografía de Valparaiso

• No es concierto de estruendos y evidencias sino de sutilezas, ecos y melancolías

• Tómese su tiempo. Recréese en el goce de lo distinto. Evite espacios de sombra sonora. Provoque su suerte

Abra de par en par las puertas de la sensibilidad y la memoria

 

+ info http://www.cultura.gob.cl

Deja un comentario