El arte como una actividad cercana

Fechas
Viernes 1 de agosto ’14 - 19:30 hs.

Entrevista a Lucas Di Pascuale
por Juan Der Hairabedian.

A simple vista parece un extraño nombre para una dupla de libros donde las palabras no abundan y, cuando lo hacen, aparecen informándonos de las verdaderas protagonistas, las imágenes. “Ali/Lai. Lau/Zipes el título de la última publicación de Lucas Di Pascuale de próxima aparición. Especie de enciclopedia en dos tomos donde reúne retratos realizados por él a partir de reproducciones de la obra de numerosos artistas de distintas épocas y lugares. Con motivo de la presentación de estos libros es que dialogamos con Di Pascuale.

 

Ali_Lai_Lau_Zip_Lucas_Di_Pascuale_Juan_Der_Hairabedian_julio_2014

 

JDH: Para comenzar, podrías contarnos ¿cómo nace “Ali/Lai. Lau/Zip”?

LDP: Creo que en ese “cómo” confluyen distintos motivos, por un lado está el proyecto “Colecciones” al que pertenecen todos los dibujos que están en estos libros. En ese proyecto realicé cerca de 500 dibujos, tomando como modelo el trabajo de colegas muy diversos. Muchos de los dibujos de “Colecciones” han sido exhibidos en grupos más o menos extensos y siempre me queda la impresión de que esas exhibiciones parciales no hablan realmente del proyecto. “Ali/Lai. Lau/Zip” es una necesidad que tienen esos dibujos de estar juntos de manera permanente. Por otro lado “Colecciones” es un proyecto que desarrollé en diversas ciudades haciendo residencias, trabajé en distintas bibliotecas y luego también en mi propia biblioteca, entonces este libro puede ser un vínculo de todos esos momentos que fueron mucho más que dibujar. También está mi práctica editorial, vengo desarrollando proyectos donde mi trabajo pareciera expandir su sentido a partir de abordar el espacio editorial como espacio expositivo. Soy artista plástico y diseñador gráfico, un día descubrí que podía fusionar estas dos profesiones y aquí estoy, sigo dándole vueltas a esta fusión.

JDH: Cuando referís a la “necesidad que tienen esos dibujos de estar juntos de manera permanente”, crees que esa reunión en formato libro ¿configura algún tipo de relato, ya sea hacia el interior de los libros, o respecto al proyecto “Colecciones” en su conjunto?

LDP: El libro no aparece por una necesidad de generar un relato determinado; pero sí, hay un relato a partir de la existencia del libro. Hacia “Colecciones” el relato tiene que ver con la idea de un atlas interminable de artistas en el cual me inscribo. Ese relato tiene una existencia previa en mi web, cuando ingresas al link del proyecto “Colecciones” das con una lista –en orden alfabético– de nombres de artistas, cada nombre te lleva al dibujo que hice retratando un trabajo de ese artista. Pero en la materialidad del libro ese recorrido es distinto por tratarse de un objeto manipulable, me interesa esa cercanía del papel impreso, también las pequeñas dimensiones de las páginas del libro son un elemento que va en esa dirección, la del arte como una actividad cercana.
Hacia el interior del libro hay un relato que aparece por primera vez, se trata de textos donde cuento brevemente el desarrollo de cada uno de los grupos de dibujos que conforman el proyecto “Colecciones”. Quizá lo más interesante que posibilita el libro, como espacio, son los diálogos que se generan entre artistas a partir de quién aparece en la página par y quién en la impar. Allí me detuve con el diseño, en generar micro relatos, diálogos entre los artistas que van apareciendo. Si bien el orden de aparición de los dibujos es alfabético, la edición te da la posibilidad de jugar con vacíos y con la aparición de los textos para hacer coincidir un determinado artista con otro.

JDH: El libro como formato y como objeto comunicacional aparece reiteradamente en tu práctica artística y, diría, especialmente en este proyecto. Pensemos, como señalabas, que trabajos de otros artistas que aparecen como imágenes en libros de distintas bibliotecas a las que visitaste, ahora son “modelos” de estos dibujos-retratos, y que estos dibujos conforman nuevamente libros. Una rueda que se retroalimenta. Las imágenes y las reproducciones del arte del pasado reunidas en libros han jugado, y aún juegan, un papel sustancial en la enseñanza del arte.

LDP: Algo que siempre digo a los alumnos es: lo más importante para ustedes en esta clase es estar atentos al trabajo de sus compañeros, allí es donde tienen mucho para aprender. Y un poco de eso se trata. Aprender de quienes nos rodean, en “Ali/Lai, Lau/Zip” me sumerjo en mis colegas históricos, contemporáneos, cercanos, conocidos, desconocidos, amigos y no tan amigos. De nuevo la necesidad de estos dibujos de estar juntos; en esta reunión multitudinaria, que encima tiene lugar en un libro, es donde aparece el aprendizaje como sentido. Se suele producir a partir del trabajo de otros  artistas desde la crítica, la cita, el homenaje, la apropiación, o el archivo; a mi la categoría que realmente me interesa es la del aprendizaje. Una situación ideal, tal vez utópica, a la hora de producir arte es no tener nada para enseñar y mucho por aprender. Otra situación que considero interesante es tener muchos de quienes aprender.
Creo que lo sustancial está en entrar en contacto con el trabajo del “otro“, aprendemos como espectadores y los medios para entrar en contacto son diversos y varían con el tiempo, estar en una exposición determinada, ver esa exposición documentada en un libro, en la web, leer al respecto, que alguien que presenció una exposición te narre su experiencia, etc., son distintas maneras de entrar en contacto con ese trabajo del “otro”. Pero ese trabajo nunca es una fuente mágica que nos baña con su sabiduría, más bien todo lo contrario, es nuestro propio ser quien se activa y se expande en ese contacto. A pesar que recorrer una muestra en persona sea muy distinto a recorrerla mediante un libro que la documente, igual tenemos la posibilidad de conmovernos. Por suerte los libros siguen jugando un papel sustancial.

JDH: … y posiblemente tan sustancial como resulta el papel a tus dibujos. Podrías contarnos un poco sobre ellos: sobre los dibujos en su estado previo al libro. Me refiero a que en estos libros, donde reúnes esta especie de enciclopedia en dos tomos de tu aprendizaje mediante el dibujo-retrato o el dibujo-copia, encontramos determinaciones gráficas diversas entre unos y otros dibujos.

LDP: Sí claro, lo que mencionas es totalmente así, el proyecto “Colecciones” modificó considerablemente mi dibujar. No fue algo que me propuse, pero lo cierto es que la práctica de copiar me fue corriendo lentamente de lugar. Los primeros dibujos tienen relación con mi manera (habitual hasta ese momento) de dibujar. Son dibujos esquemáticos, simples, de gran contraste, importantes vacíos, casi siempre lineales y de una línea permanente, determinada por pinceles de tamaño medio. El lugar de la memoria es preponderante, ¿cada cuánto miro el modelo mientras hago un dibujo? Al comienzo eran muy distantes, pero con el correr del tiempo, esas veces en que miro al modelo, se fueron haciendo más y más seguidas, y con ellas aparecen mayor cantidad de detalles del trabajo original en mis dibujos, el pincel se va haciendo cada vez más pequeño, aparecen grisados, a veces no hay vacíos, todo se hace más “realista”. Hace poco me refería a esta situación como la de pasar de hacer muchos dibujos en un día, a hacer un dibujo en muchos días.

JDH: Es cierto. Temporalidad y memoria son otras dos recurrencias en este proyecto. Están presentes en el método de ejecución de cada dibujo, pero también en la elección de imágenes y autores que te permitió cada biblioteca, en las historias del arte conocidas y no tan conocidas, en las lecturas y los lectores que puedan encontrar tus libros.

LDP: Sí, temporalidad y memoria… creo que ha sido muy importante la posibilidad de volver sobre lo mismo. Volver a una biblioteca a buscar más libros; volver con el proyecto a una nueva biblioteca y luego a otra, y finalmente a mi propia biblioteca, retratar el trabajo de un artista y luego retratar otro trabajo de ese mismo artista, tiempo y memoria; volver a hacer eso que hicimos antes pero desde un lugar que ya no es el mismo lugar. Cada trabajo retratado tiene un poco de todos los otros trabajos retratados y cada dibujo tiene un poco de todos los otros dibujos.

JDH: En 2001 publicaste tu primer libro “H31” en colaboración con Gabriela Halac. Trece años más tarde “Ali/Lai. Lau/Zip” encuentra a Gabriela como editora a través de Documenta/Escénicas. ¿Cómo ha sido este recorrido?

LDP:Ali/Lai, Lau/Zip” es, por sus dimensiones, un proyecto ambicioso en relación a varios de mis libros anteriores; estoy muy agradecido con Ediciones Documenta y con Gabriela por la apuesta que hacen con este libro. Comencé a trabajar en H31 desconociendo que se convertiría en un libro, cuando supe que sería un libro le pedí ayuda a Gabriela y terminamos los dos como autores de H31. Luego los libros han ido apareciendo uno tras otro y esas apariciones han sido siempre una alegría inmensa. Lo que puedo decir es que habitar el espacio del libro me emociona profundamente.

Autor: Lucas Di Pascuale
Ediciones DocumentA/Escénicas – junio 2014
2 tomos de 200 páginas
ISBN: 978-987-21817-6-5

Presentación en Córdoba:
1 de agosto 19:30 hs. DocumentA/Escénicas
Lima 364- Córdoba.

+ info http://edicionesdocumenta.com.ar/

Un comentario en “El arte como una actividad cercana

  1. Pingback: El arte como una actividad cercana « Ediciones Documenta Escénicas

Deja un comentario