Wintermezzo, de Nahuel Vecino

Fechas
Viernes 29 de mayo ’15 - 20:00 hs.

Ciudad de Córdoba. Argentina. Desde el 29 de Mayo, 20h al 15 de julio de 2015.
Muestra Wintermezzo, de Nahuel Vecino
El Gran Vidrio Ecke
Humberto Primo 497
+549 3516338334
somoselgranvidrio@gmail.com
www.elgranvidrio.com.ar

muestra_nahuel_vecino_wintermezzo_el_gran_vidrio_cordoba_argentina_mayo_2015

 

WINTERMEZZO

Nahuel Vecino

Curaduría de Claudia Santanera.

Fecha de inicio y cierre de muestra: 29 de mayo al 15 de julio de 2015.
El Gran Vidrio Ecke: Humberto Primo 497. Ciudad de Córdoba. Argentina.
Horario Inauguración: 20 hs
Horario de visitas: Lunes a Viernes de 13 a 19 hs.

 

Texto Curatorial

WINTERMEZZO es antología y compilado. Fuga en el tiempo de un trabajo que ahonda y que regresa en su búsqueda incansable hacia el punto de partida. Es resultado y es ensayo, impulso permanente. Un momento que se expande sobre la biografía de una obra, volver al futuro, arqueología. Las edades del dibujo y la pintura de un artista. En el boceto el rostro, el germen, la seguridad del trazo y la materia. Ceden las capas, las pieles de la historia para observar la inquieta maravilla del presente en un puñado de pigmento puro. Momento intermedio WINTERMEZZO, para mirar en torno y hacia lo más profundo. Oportunidad de contener la respiración para auscultar cada latido imperceptible, las arritmias y los golpes de una obra completa porque es inacabada. Poner pausa para volver sobre el fragmento que obsesiona y que deslumbra, que nos hace saltar y precipita hacia la era más remota, la edad originaria del dibujo. Abrir cajas y cuadernos de un artista es una oportunidad para cruzar un límite, para acceder a un universo preservado e íntimo, para formular nuevos pensamientos.

Mitad de invierno, medio tiempo de las voces de un concierto, de una ópera que deja en libertad los personajes más variados. Por allí deambulan en diferentes poses, en sanguinas, temples, óleos. Sorprendidos, heridos, desmembrados. Intercambiando roles y papeles en cada escena de este reino, de este mundo. Alentando la tensión entre lo literal e idealizado. Convocando las fuerzas de la síntesis, sin ornamentos ni detalles, para avanzar hacia su propia abstracción y epifanía.

Las criaturas de otro tiempo, apoyan sus cabezas doloridas sobre almohadas de vidrio y de ceniza. Aprisionados en él. El descanso se niega a los pequeños seres que vuelven a soñar un sueño recurrente. Dormidores divinos. Recitadores de tristezas y desgarros. Aquí estamos, durmientes frutos de oro, los ojos abiertos, lejos de la vida, a tu lado. Pronunciando palabras que en la noche son claves, son llaves. Criaturas que te nombran, que ponen en tus labios, palabras de mis labios. Habitantes perdidos, la bella mano escapa de la seda para tocar la frente herida. La imagen cura, protege del dolor que se derrama y que se extiende. Siembra la tierra con semillas. ¿Aún estás dormido? Fragmentos de una tregua y una gloria, perdida en la batalla. De amor que es el primer sollozo y es vendaje.
Despierta! Tiemblo al mirarte. Despierten! Criaturas que descansan a nuestro lado.
Ha llegado mayo, el mes más cruel.
El que engendra los azules en la tierra, mezcla la memoria y el deseo, y agita las raíces con las últimas lluvias del otoño. Nos preparamos para el invierno, nos precipitamos en él, para mantenernos tibios y a salvo de la olvidadiza escarcha, alimentando las pequeñas escenas de la vida con la claridad que llega del oeste. Se oye el viento desgarrando el barniz de las ventanas de la casa. La luz recién nacida, con plenitud de aura, reflejará las simetrías y las correspondencias que ha dejado el cielo sobre la superficie de la tierra. Claridad que recorta las figuras que se mueven entre los amorcillos dorados.
El azul remedia los dolores, reúne las palabras en la frase del poeta trágico, para fundar un nuevo orden en el corazón de la luz. Un reino donde no alcanza vida humana para narrar los hechos sucedidos, tan real como imprecisa, sin tiempo ni espacio precedente. Por aquí pasó el invierno, el héroe, la pintura. En la intimidad del cuarto y de la pose, del gesto y el peinado, se exilia el tiempo en una gota azul.

Biografía Nahuel Vecino

Nació en Buenos Aires en 1977. Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. En el año 2003 fue seleccionado para participar de la Beca Kuitca para jóvenes artistas. Su obra se encuentra en prestigiosas colecciones de nuestro país y el exterior. Realizó importantes muestras individuales, entre ellas, El reino de este mundo, Solo Project, en la feria Arco de Madrid (2015); Extravagante poesía abismal, Museo Macro, Rosario (2014); Dolcezza al cuor, Museo Emilio Caraffa, Córdoba (2013); Aurora real, Galería miaumiau, Buenos Aires (2013); Pompeya, Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires (2008); El secreto de las musas, presentación del libro y exposición de obras, Galería Vasari, Buenos Aires (2006); Mara Villa, Galería Zavaleta Lab, Buenos Aires (2004); Contemporánea 3 – Nahuel Vecino, curada por Jorge Gumier Maier, Museo Malba Fundación Constantini, Buenos Aires (2003); Pinturas, Centro Cultural Ricardo Rojas, Buenos Aires (2002); Nahuel Vecino, Galería Belleza y Felicidad, Buenos Aires (2001). Participó en las siguientes muestras colectivas, Cuadros de una exposición, junto a Alfredo Prior, Galería Vasari, Buenos Aires (2008); Bonzo, Becú, Gómez Canle y Vecino, Galería Ruth Benzacar, Buenos Aires (2007); Proyecto Evocación, Fundación Antonio Saura, Cuenca, España (2007); Pinacoteca de los genios, junto a Alfredo Prior, Galería Vasari, Buenos Aires (2005); Subjetiva, Galería Belleza y Felicidad, Buenos Aires (2003);; Juventud clandestina, Proyecto de artistas de Colonia, Alemania (2003). En su actividad musical formó parte del grupo A Tirador Láser junto a Lucas Martí. Desde 2001 ha participado de arteBA Feria de Arte Contemporáneo representado por las galerías Belleza y Felicidad, Zavaleta Lab Arte Contemporáneo y miaumiau.

 

www.elgranvidrio.com.ar

Deja un comentario